El día que fui Supermán


Antes de nada, si buscabais algo relacionado con la película El hombre de acero picad aquí.

Ahora a mi relato:

No, no es que me pusiera una capa y un calzoncillo y echase a volar. Tampoco que mirase hacia las chicas con visión de rayos X. Ha sido algo más tonto.

Me pasé a ver a unos compañeros del último sitio en el que estuve trabajando. Para entrar al lugar hay que pasar por un arco de seguridad en el que hay siempre un vigilante. Vigilante que me había visto mínimo 100 veces. Pero ese día se me queda mirando y pasados unos segundos me dice: "Ah, eres tú. Es que sin el mono no te había reconocido. Pasa, pasa." 
Y me sentí Supermán, sí señores y señoras y señoritas y señoritos. Pensé: 
 "Anda, ahora entiendo porqué a Supermán no le reconocen cuando se quita las gafas. A mí me pasa lo mismo cuando me quito el mono de trabajo"

Más tarde, aquel mismo día subí a correr a la Fuente del Sol. No soy muy de correr porque correr es de cobardes pero de vez en cuando subo, corro dos minutos y luego paseo una hora, o más. Aquella tarde, cuando ya estaban a punto de terminar los dos minutos de rigor comenzó a sonar el tema de Supermán compuesto por John Williams (llevaba los cascos puestos) y de una manera extraña continué corriendo al ritmo de la música.  Al acabar la canción mi primera intención fue borrarla para que no me pasase lo mismo otro día en el futuro, pero no lo hice estaba demasiado cansado.

Así que ya veis, aquel día de una manera un poco boba fui Supermán.
   
Os dejo con la canción.


Comentarios