La cosa (2011)



La cosa (2011) es una película useño canadiense de suspense dirigida por Matthijs van Heijningen.



Una de mis películas favoritas de los 80, ya sé que tengo muchas, es La cosa de John Carpenter por eso cuando escuché que se estaba realizando esta versión me asusté, como me pasó con Pesadilla en Elm Street y al verla lo único que puedo decir es: Bueno, no está mal.

La cosa del 82 era un remake de una película de los 50 titulada El enigma... de otro mundo y ésta es, teóricamente, una precuela de aquella que se desarrolla en el campamento noruego.

En un principio la Universal quería hacer un remake de aquella pero los productores se opusieron porque pensaban que la película de Carpenter era casi perfecta y hacer un remake hubiese sido como pintarle un bigote a la Mona Lisa, hecho que es de agradecer.



Y como no encontraban un título que sonase bien, barajaron algunos como La cosa: el comienzo, decidieron dejarlo tal cual.


La película podría haber estado mejor pero al querer hacerla políticamente correcta la han fastidiado un poco.


¿A qué me refiero con políticamente correcta? Pues que han metido a dos mujeres, una de ellas la protagonista (Mary Elizabeth Winstead), y a un negro. 


Que no se me malinterprete, lo da las mujeres lo digo porque en la de los 80 no se mencionaba para nada que hubiese mujeres en el campamento noruego y lo del negro, sé que había dos en la primera parte, lo digo por una escena en especial de la película, si la habéis visto sabréis cuál.

Mientras que la base useña de la del 82 estaba ocupada solo por estadounidenses, esta base noruega parece la ONU, ya sé que exagero... pero poquito.

Uno a uno van siendo asesinados todos los miembros de la base. Yo me preguntaba cómo iban a hacer coincidir esta película con aquella.


Llegan a la nave siguiendo al extraterrestre y consiguen matarlo.

Y en el final ocurren dos cosas, una que no tiene explicación y otra que me ha gustado mucho.

La que no tiene explicación es qué pasa con la chica, porque desaparece y punto. Aunque pensándolo un poco creo que es por una posible secuela, ya que comentan que a pocos kilómetros de la nave está una base rusa. 

Y la que me gusta es la manera en la que enlazan esta película con la del 82. Comienzan los títulos de final con el tema musical de aquella, aparece el helicóptero y poco a poco se va hilvanando. 

La película no es mala, pero no le llega a la suela de los zapatos a su anteces... o predecesora. No hay emoción, no hay suspense como en aquella. No ha ido nada bien en taquilla, contó con un presupuesto de 38 millones de dólares y recaudó 27. 

Los personajes no tienen el carisma de aquella porque, creo, se ha intentado que estos fuesen igual que aquellos y no cuela. Hay uno, piloto useño del helicóptero, que incluso se da un aire a Kurt Rusell dependiendo el plano.

El director insistió en realizar a los monstruos a la antigua usanza, con animatrónicos, para que los actores pudieran reaccionar ante algo que tuviesen delante realmente lo que es de agradecer. Se usó el ordenador para añadir detalles o en algunos momentos en que el muñeco no parecía todo lo real que se esperaba, aunque para mí la cagaron ya que se nota bastante.



El doblaje es bueno.



La banda sonora de Marco Beltrami es muy buena, homenajea a la de Ennio Morricone.



NOTA 6,751279543 de 10


Señores de los cines si han llegado a este blog lean esto.


 CINE

Comentarios

  1. Yo he visto las dos, la antigua y la moderna y me gustaron las dos, quizás tenga mejores recuerdos de la primera ya que los 80 y 90 fueron unos años fantásticos para el cine de terror, ciencia-ficción y acción.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ésta no me ha disgustado solo que la otra la tengo en un altar :P. Tienes razón en cuanto a que los 80 y 90 fueron la pera para el cine. Gracias por venir.

      Eliminar

Publicar un comentario