Corazón de dragón (1996)


Corazón de dragón es una película de aventuras estadounidense dirigida por Rob Cohen.


La voz del narrador de tráilers es la leche.

De vez en cuando aparecen películas que se promocionan poco y son una gozada, ya lo dije. Esta es otra de ellas. Cuando fui al cine a verla, el Roxy, estábamos cuatro personas en la sala. 


La película comienza con un caballero llamado Bowen (Dennis Quaid) adiestrando a Einon, su escudero. Les llegan noticias de que un pueblo que se rebela contra su señor, en la batalla el escudero, hijo del señor, es herido y su padre muerto.

La madre del chaval le lleva a una cueva en la que habita alguien, un dragón al que más tarde llamará Draco (Francisco Rabal), que salva al chaval dándole la mitad de su corazón. Lo que nadie sabe es que ese chaval está lleno de maldad y esa maldad sale a flote al enterarse de que su padre ha muerto. El cambio de actitud provoca que el caballero culpe al dragón de haber cambiado al chaval y jure acabar con él.

Pasados los años Bowen, que ha estado cazando dragones todo este tiempo, se encuentra con un fraile escritor de hazañas que decide seguirle. Al poco da con Draco  pero no sabe que es él. Tras una simpática batalla, y al enterarse de que es el último dragón deciden llegar a un acuerdo. Draco asustará a los pueblos y el caballero hará como que lo caza.


Las correrías van saliendo medianamente bien. Una noche Draco le cuenta la historia de como un dragón dio la mitad de su corazón al chaval para salvarlo aún conociendo la maldad de él, pensando, equivocadamente que podría salvarlo. 


Más tarde se encuentran con Kara (Dina Meyer),una chica que huye de Einon (David Thewlis). El caballero se queda sorprendido del comportamiento de su antiguo aprendiz y lucha contra él para salvar a la chica. 


Einon trata de matarlo de una manera tramposa y el dragón aparece para ayudarle, causando la huida de los malos. La chica les acompaña entonces tratando de que se unan a su lucha, saboteando incluso alguno de sus trabajos. Tras ese sabotaje Draco les lleva volando a las ruinas de Avalón. El fraile y el dragón deciden ayudar a la chica, el caballero no y entonces una aparición en voz del rey Arturo le hace repetir un juramento.

Creo que no miento cuando digo que todos los que hemos visto esta película nos sabemos el juramento, o buen parte de el.

«Valor, valor, valor.
 Un caballero debe ser valeroso,
 su corazón solo conoce la virtud,
 su espada defiende a los desvalidos, 
 su fuerza sostiene a los débiles, 
 su palabra solo dice la verdad, 
 su ira aniquila al malvado.»


El caballero se une a la lucha y entre todos entrenan a los pueblerinos para el combate. La escaramuza tiene éxito pero Bowen tiene que hacer algo a su amigo para poder ganar.

La película acaba como tiene que acabar... aunque tristemente. El caballero y la chica se casan y gobiernan de una manera justa según nos cuenta la voz en off del frailecillo.


Me encanta, es un peliculón que cuando la echan en algún canal veo hasta que acaba. Contó con un presupuesto de 57 millones que duplicó en recaudación. 

La historia es muy buena, que se desarrolle en la Edad Media es lo que más me gusta. Las escenas de acción son buenas. 

Tuvo un presupuesto de 57 millones de dólares, muy bien empleados, y recaudó 115. Como curiosidad decir que los caballos que aparecen en la película son españoles, fueron llevados desde aquí hasta el lugar de rodaje, Eslovaquia. El guionista escribió una novelización de la película, sí en otros tiempos era al revés, debido al gran éxito que tuvo. No se ha publicado en España.

Los efectos especiales están muy, muy bien. Hay veces que Draco parece de verdad.


El doblaje es fabuloso, desde la voz de Bowen, pasando por la de Draco, hasta la de el rey Arturo. Pero la que más me ha llamado la atención es la del malo interpretada por Pep Antón Muñoz.

La banda sonora es una maravilla. Randy Edelman compuso una partitura para la posteridad, de hecho parte de la misma se estuvo usando durante mucho tiempo para anuncios de otras películas. Siempre que la veo, cuando llega el final me entra una congoja en parte por la preciosa música que suena de fondo, que es esta. 


 NOTA 10 DE 10


Si no la habéis visto,vedla. Es una orden. 

Y ya sabéis, mirad hacia las estrellas

Tuvo un par de continuaciones que no me gustaron nada.

Comentarios