Jungla de cristal (1988)


Jungla de cristal es una película de acción estadounidense dirigida por John McTiernan.




Jungla de cristal es, para mí, la mejor película de acción. Además es de las que Bruce sale con tirantes


¿Cual es el origen de este peliculón?

En 1985 Arnold Schwarzenneger protagonizó una película que tuvo mucho éxito titulada Commando y quisieron hacer una continuación en la que Arnold iba a ver a su hija ya independizada. 

Para el guión se usó como base una novela de Roderick Thorp titulada «Nothing last forever» (Nada dura para siempre). 


Había un problema, esa novela era la continuación de otra titulada «El detective» que se había llevado al cine protagonizada por Frank Sinatra y él tenía derechos sobre el personaje, aunque le cambiaron el nombre y muchas cosas al usar como base esa novela tenían que consultarle. El señor Sinatra lógicamente dijo que no estaba para hacer ese tipo de películas (tenía 73 años) y les dejó continuar sin su presencia.

Así que se la propusieron a Arnold y este dijo que no, que estaba muy liado con otros proyectos, por lo que rápidamente tuvieron que cambiar toda la historia y buscar a alguien para reemplazarle. La lista es larga, estuvieron a punto de ser John McClane los siguientes actores: Richard Gere, Don Jhonson, Richard Dean Anderson, Nick Nolte, Sylvester Stallone, Burt Reynolds, Charles Bronson, Harrison Ford, Mel Gibson y Robert de Niro. ¡Gracias a Dios que cogieron a Bruce!


Ya lo tenían todo preparado, pero había una cosa que no acababa de gustarle al director. En el guión original los malos eran directamente terroristas, decidió cambiarlo por ladrones que se hacen pasar por terroristas, y la cosa funcionó. 

El rodaje no fue nada sencillo, el guion sufría cambios diarios y debido a eso gran parte de la historia se improvisaba en el plató. 

La película comienza mostrándonos al protagonista que vuela a Los Ángeles a ver a su familia. Al llegar al aeropuerto se encuentra con la sorpresa de que van a recogerle en limusina.


La limusina le deja en un rascacielos en el que se encuentra la empresa en la que trabaja su mujer. La gente está celebrando la llegada de la Navidad. John, que así se llama el protagonista, se reencuentra con Holly, que así se llama su santa esposa, y tienen una bronca por culpa del apellido (el primer apellido de la mujer pasa a ser el del marido en los países angloparlantes). Mientras discuten, llegan los malos al edificio.


Holly deja al marido para atender a su jefe y John se queda solo. Pero en ese momento los malos, capitaneados por Hans Gruber fastidian la fiesta.


En Alemania se tradujo todo de tal manera que los malos dejaron de ser alemanes, les cambiaron nombres y apellidos y su procedencia era solo Europea.

Hans retiene al director de la compañía para que le diga el código de la caja fuerte, el hombre no la sabe y es eliminado. John lo ve todo.

Le pasan cien mil cosas al bueno de McClane: se carga al hermano del segundo de Gruber. Conoce a Carl Winslow, al que para que le haga caso le tirotea. Se carga un ascensor, pelea con el hermano del hermano, etc.


Y descubre que de terroristas nada, que son unos ladrones y muy malos (no malos de que les salgan las cosas mal, sino malos de malvados) ya que quieren volar la azotea con todos los rehenes. Llega el F.B.I. (o febei como le dicen algunos) y decide cortar la luz al edificio sin saber que eso es una gran ayuda para los ladrones.

John sube a la azotea para alertar a los ladrones, pero los del F.B.I. desde su helicóptero comienzan a dispararle.


Para salvarse de los disparos corre y casi se cae desde la azotea (por hacer esta escena él mismo Bruce pidió 100.000 dólares más y se los dieron)

Consigue cargarse a Hans Gruber y sale del edificio despreocupadamente ayudado por su esposa, pero el hermano del hermano trata de cargárselo por la espalda, aunque Carl le salva.


Y colorín colorado la jungla se ha acabado. 

Es un peliculón.

No hay nada que no me guste de esta pelí. La historia es buena, las interpretaciones son buenas, consigue mantener la emoción y la tensión todo el metraje. 

El héroe es un mindundi (por así decirlo) que se ve envuelto en algo que le supera y acaba saliendo victorioso, diréis como casi todos, pero no, porque en otras pelis el héroe se las sabe todas y John McClane no es así. Dejó para la posteridad una frase: «Yipicaiyei, hijo de puta»

Estuvo nominada a cuatro Óscares y ganó muchos premios por todo del mundo. Fue todo un éxito de taquilla, costó 28 millones de dólares y recaudó más de 140.


Las escenas de acción son muy buenas.


El doblaje es superior. Decir Ramón Langa es decir Bruce Willis.

La música de Michael Kamen (qepd) es muy, muy buena. 


NOTA 10 DE 10

Para hacer la primera entrada de los títulos busqué a ver que significaba Die Hard (el título original) en un primer momento pensé que sería Muere duro, pero no porque al parecer usan esta expresión para dos cosas: designar a una persona que es muy empecinada, muy obstinada, y como sinónimo de facha. No me pareció que McClane fuese muy facha (además eso está ya tan desgastado que solo provoca la risa por el escaso nivel intelectual de quien lo dice) y sí me pareció que era un poco empecinado así que así lo dejé.

Tiene cuatro continuaciones, que no le llegan a la suela de los zapatos pero al menos entretienen. Aquí mi crítica de la quinta parte.

Si no la habéis visto, tenéis una semana para hacerlo, después pasaré lista y preguntaré sobre ella. :)

Os dejo con el musical de La jungla de cristal :P .


Comentarios