Infiltrados en clase (2012)


Infiltrados en clase es una comedia de acción estadounidense dirigida por Phil Lord y Christopher Miller, basada en la serie de los ochenta Jovenes policias.



Me gustaba mucho esa serie que me parece echaban en Antena 3. En ella despuntaron gente como Jhonny Deep, la guapísima Holly Robinson Peete, Richard Grieco y Peter Deluise entre otros y que hacen cameos en la película interpretando a los personajes de la serie 20 años después. Me sorprendió mucho ver a Deep.

Por cierto, la gente que pone títulos, o la distribuidora, debían de desconocer este pequeño detalle y le pusieron otro título, no malo del todo. No hay nada mejor que informarse un poquito antes de hacer las cosas, y más en esta época en que internet nos lo da todo masticado. Sobre títulos de películas en español picad aquí.



La película comienza presentándonos a los protagonistas Schmidt (Jonah Hill) y Jenko (Channing Tatum). Schmidt es un tolila y Jenko del grupo de los populares. Ninguno de los dos puede ir al baile de graduación, pasado el tiempo se presentan a policías y acaban haciéndose buenos amigos.



Ellos, que se imaginaban siendo policías de película (ya, ya sé que lo son), acaban patrullando con bicicletas por un parque. Pero un día tienen una bronca con un grupo de moteros y son trasladados a una compañía especial que se ubica en el número 21 de la calle Jump (el título original), es un grupo en el que agentes con pinta de jovencitos son infiltrados en institutos y universidades para resolver casos. Su jefe, el capitán Dickson (Ice Cube), es el típico jefe broncas.



Les encargan encontrar al distribuidor de una nueva droga que mata a la gente. Para dar mejor el pego deciden hacerse con un coche fardón. 



Se hacen pasar por hermanos. Al llegar al instituto ven que todo ha cambiado y que han confundido los historiales por lo que Jenko pasa a ser el tolila y Schmidt el guay. 

La primera clase de Jenko es la de teatro y allí conoce a Molly (Brie Larson), que es bien guapa y me ha recordado a Megyn Price, y ella le pone en contacto con el camello del instituto.



Los protagonistas comienzan a adaptarse a sus nuevos roles, pero Schmidt que antes había sido un tolila, comienza a cambiar y a olvidarse que es policía al pasar su estatus a tío guay amigo del camello.

Tras descubrir que se va a producir una venta siguen a los malos y ven que están trapicheando con los moteros del principio de la peli. Se produce una persecución bastante simpática y que me dejó claro que los guionistas habían visto «Los cazadores de mitos» porque cada vez que disparan a algún vehículo y esperan que explote, no lo hace.



Les expulsan del instituto y del grupo especial, pero ellos deciden resolver el asunto. La cosa acaba saliendo bien y el capitán Dickson vuelve a integrarles y a mandarles una nueva misión, que no le hace mucha gracia a Jenko



La verdad es que está mejor de lo que me esperaba. Creo que no tiene más pretensiones que la de entretener y lo hace. Tiene acción, humor, es entretenida.

Los actores están bien todos, los cameos se agradecen.

Las escenas de acción son buenas.

El doblaje está muy bien.

La banda sonora de Mark Mothersbaugh, está bastante bien, teniendo en cuenta otras composiciones suyas esta es un poco más clásica.


NOTA 7,1198456 DE 10

No es mala opción para ir a ver al cine, pero en un día del espectador ¿Por qué? Por esto y esto.


Comentarios