Verbo (2011)


Verbo es una película española de género fantástico (creo) dirigida por Eduardo Chapero-Jackson.


Sí, el avance llama mucho la atención y promete que vamos a ver algo del estilo Dark city y Matrix. Las críticas negativas eran muchas, pero de vez en cuando mi alma aventurera me anima a hacer locuras. 

La historia comienza con un supuesto japonés que se suicida y aparece en un lugar sombrío desde el que, mirando arriba, puede verse muerto.

Después nos presentan a una chica de 15 años llamada Sara (Alba García, preciosa y que me ha recordado a Morena Baccarin, aunque me parezca más guapa esta última) y a su amigo pagafantas. Sara es una chica tan alegre como un funeral y cree que un grafitero de apodo Líriko la deja mensajes por la ciudad.

Llega a su casa y vemos que es igual de alegre con su madre e intuimos que está enfadada con su padre. En el colegio el profe la pone en bretes continuamente y el chico que la gusta es demasiado tímido para dirigirla la palabra. 

Y es entonces cuando nos enteramos que el guionista, y director, ha leído El quijote y quiere presumir de ello. A lo largo del metraje se mentará muchas veces.

Un día les llevan a dar un paseo por el Madrid de los Austrias y Sara ve más pistas de Líriko, así que decide hablar al chico que le gusta y pedirle que la acompañe, pero este pasa.


Se forma un pitote porque todos creen que se ha perdido. 

Esa noche, no sé cómo, da con la solución a todas las pistas que Líriko ha ido dejando y llega a una casa ruinosa en la que encuentra objetos del grafitero. Así que decide que su misión es salvar la casa, pero no, porque acaba demolida.

La pobre Sara decide suicidarse, salta por la ventana y chaaas, la ocurre lo mismo que al supuesto japonés: se ve si mira hacia arriba.


De la oscuridad surge un grupo capitaneado por Líriko que resulta que es un rimador rimante puro, algo raro sucede y se acerca a ellos la oscuridad. Echan a correr, desgraciadamente uno muere.

Se encuentran con otro grupo, francés, que lleva a una persona en la misma situación que Sara.

Llegan a una especie de sótano inundado en el que hay pantallas de televisión por doquier que nos muestran imágenes de gentes que, suponemos, se han suicidado.  Entre las pantallas hay un personaje que está colgado y Líriko se pone a llorar (no sabremos nunca el motivo). Entonces le dicen a Sara que ha de pasar ahí la primera prueba. La prueba me demostró que al guionista, y director, le gustó la película Linea Mortal. Tras pasar la prueba muere una chica del grupo.

Entonces llega el número musical animado (yo creo que es un número musical porque Líriko parece que canta), que me demuestra que el director también vio Xanadú. Sí, puede que esté pillado por los pelos, pero es que quería poner ese vídeo. Es un tipo de animación que no me gusta, aunque la he visto en varias series ya.


Tras volver al modo «carnigüeso» comienza la segunda prueba en la que deberá enfrentarse consigo misma para evitar el suicidio. La dan su nombre grafitero, será Verbo. Consigue ganarse y al volver a la vida, lo hace más sonriente y animada. Deja a todos patidifusos declamando el capítulo 50 de El quijote y el chico que le gusta habla con ella. 


Acaba la película con la secuencia del supuesto japonés y vemos que quien sale de las sombras es Sara, más conocida como Verbo (creo). 


Es un truñaco del estilo a El Capitán Trueno. Es una película vacía y superficial, llena de sinsentidos.

Al final he acabado pensando que los grafiteros y raperos son los elegidos de una raza superior a través de unas duras pruebas que deberán pasar después de suicidarse. Si las pasan vivirán y si no, morirán.

La continua voz en off de Sara acaba mareando. 

Los actores no son nada creíbles. Alba interpreta a la manera Nicolas Cage, pero si sigue en el mundo de la interpretación mejorará. Además seguro que muchos productores y guionistas estarán deseosos de verla desnuda ya que cuando rodó esta película tenía 17 años y sólo pudo aparecer en sujetador y eso no les satisfizo (seguro).

Por otra parte la fotografía de Juan Carlos Gómez está muy bien.

La música de Pascal Caigne es una gozada.


NOTA 3,902136362 DE 10

Como productor (forzoso), no como productor del tipo de los que hablé antes, estoy bastante triste con el resultado.


Comentarios

  1. Critica de mierda.....eres demasiado mortal como para entender la película.

    Cuando sientas que el mundo se te derrumba. Cuando estes solo, abrumado y vencido, vuelve a verla y quizás ahí logres entender la película

    ResponderEliminar

Publicar un comentario