Redada asesina (2011)


Redada asesina es una coproducción useño-indonesia de acción dirigida por Gareth Evans.



Seguro que habréis pensado «Joer, vaya pasada de película. Encima ha recibido premios en Toronto y en Sitges.», como pensé yo. Según la veía, iba admirando más y más a quien realizó el anuncio.

La película comienza presentándonos al prota, llamado Rama (Iko Uwais), que entrena y reza antes de despedirse de su mujer embarazada para ir a trabajar.



Después vemos como en un furgón de fuerzas especiales indonesias un mando les cuenta que van a ir a un edificio del que se ha adueñado un narco y en el que viven lo peor de lo peor de la ciudad. «Esto va mejorando», pensé. Llegan al edificio y vemos como un señor se acerca a la puerta, los polis se le aproximan y el hombre les dice que va a entrar en el edificio y que lleva medicinas para su mujer enferma... «Un momento, no estaba el edificio lleno de maleantes. Este tío es de los malos.», pero no. Es un vecino del inmueble, el único, que no es malo. Los policías entran en el edificio gracias a que él les abre la puerta.



Suben unas cuantas plantas, hasta aquí todo bien, a partir de este momento la historia se vuelve confusa, sin sentido, con diálogos tontos y una serie de escenas de lucha que algunas están bien y otras no valen para mucho.



El vecino bueno les deja plantados y se mete en su casa. Los polis van muriendo a manos de los malosos. Uno de los jefes malos, Andy (Donny Alamsyah) se carga a dos esbirros mientras bajan en el ascensor por lo que pensé que era un infiltrado.



Pero no, es el hermano pequeño del prota. Se siguen sucediendo las escenas sin sentido y los diálogos tontos. Y llegamos a la pelea de los dos hermanos contra Perro loco (Yayan Ruhian), otro de los jefes malos. 



Llega el final, que es bastante absurdo, en el que uno de los mandos policiales es detenido (no destripo nada porque se ve desde el primer momento que no es trigo limpio). Rama le dice a Andy que se vaya con él pero Andy no quiere porque en ese edificio es el jefazo y se le da bien su trabajo.



Colorín, colorado esta historia se ha acabado.

La película es un truñín. Se hace pesada. La historia que podía haber dado mucho más de sí está mal desarrollada y en lo único que se sustenta es en las luchas, pero la única que merece la pena es la final contra perro loco. El éxito que ha tenido, gracias a internet, es un poco sorprendente y , cómo no, están rodando la segunda parte.

Los actores no lo hacen mal. Quizá el que menos me gustó fue el poli corrupto.

El doblaje eees... especial. Se nota que lo han hecho para sacar el DVD y aunque no está mal del todo al ser voces desconocidas, cosa que no debería ser mala del todo, chirría un poco. 

La banda sonora está compuesta a tres, seis manos, y no está mal para una película de acción. Perdonad que no ponga los nombres de los compositores en esta entrada. El tema principal está compuesto por Mike Shinoda, miembro de Linkin Park y es lo que más merece la pena de la película.



NOTA 3,12746 DE 10

Gracias a Dios no se estrenó en cine y ha ido directa a los vídeo clubs. Aunque la verdad, yo creo que es de las que se deben ver en la cuatro los fines de semana después de comer. No da para más.

Comentarios