El libro de piedra (2009)


El libro de piedra es una película de suspense mexicana dirigida por Julio César Estrada.


Viendo el tráiler cualquiera sabe lo que va a pasar y cómo. 

Es esta película una nueva versión de una película clásica mexicana. No conozco la versión anterior. La he visto de la misma manera que esta o esta otra, porque creo, y espero, que no se estrenará en nuestro país.

Comienza con Julia (Evangelina Sosa), la protagonista, a la que le dan una mala noticia mientras da una charla. Pasa el tiempo y un amigo la dice que alguien necesita de sus conocimientos y su ayuda y quiere conocerla. Ella accede a conocer a Alejandro (Plutarco Haza) y él la cuenta que tiene una hija con problemas, amigo imaginario, patatín, patatán.

Julia va a la mansión de Alejandro y conoce a los empleados y a la niña Silvia (Mariana Beyer) que cuenta que está jugando con su amigo Hugo.



Tras hablar con la pequeña, Julia conoce a Mariana (Ludwika Paleta) la madrastra, que aunque ostente ese título no es mala y quiere llevarse bien con la pequeña.  La institutriz se entera que Hugo es el amigo imaginario de la pequeña.
Al día siguiente mientras en clase Julia pregunta las capitales del mundo la pequeña le pregunta por una ciudad, la maestra no lo sabe y en vez de buscarlo en el ordenador que tiene delante se va a dar un paseo con la pequeña.
Llegan a un descampado en el que hay una iglesia derruida, la cría se sube al campanario y se asusta al intentar bajar pero su nueva amiga la salva.


Al mismo tiempo llega Carlos (Guillermo Larrea), el padrino de la pequeña con un perro y un regalo. Pasan muchas cosas a Julia se le pierde un colgante y Hugo se lo devuelve. La chica se dedica a hacer magia negra para que la madrastra tenga un accidente.


Julia descubre en un libro, es un detalle teniendo un ordenador con internet en la misma mesa, que el pueblo por el que le preguntó la pequeña existió en Austria y fue bombardeado en la segunda guerra mundial. Más tarde descubren que la estatua representa a Hugo, el hijo de un brujo que hacía magia negra cuatrocientos años atrás.


Pasan otra serie de cosas, todas ellas tópicas y contadas de una manera anodina hasta llegar al final.

Termino.

Es una truñín. Lo único que merece la pena son las actrices que están de buen ver.

Todo es tan plano y tantas veces visto que desde el comienzo ya aburre.

Los actores lo hacen regular. La que menos me gusta es Evangelina, sobreactua tanto que hay momentos que nos saca una sonrisilla.

Parece que la hayan rodado de una manera muy dejada. Es tal la dejadez que si observáis los títulos de créditos finales veréis como ponen dos veces el nombre del actor que hace de Hugo (por eso no lo menté antes).


La fotografía es muy clara para ser una película de misterio.

Llegamos a la banda sonora, si Evangelina sobreactua Eduardo Gamboa «sobremusicaliza». Es una música que no pega para nada con la historia. Ha querido hacer un homenaje a la banda sonora de La profecia y le ha quedado mal. No os puedo poner nada de este compositor porque nada hay en youtube.

No os perdéis nada si no la véis. Repito que es malona.


NOTA 3,00001212 de 10


Comentarios