Hombre lobo: La bestia entre nosotros (2012)



Hombre lobo: La bestia entre nosotros es una comedia useña dirigida por Louis Morneau.

Afortunadamente no hay tráiler en español. En inglés podréis encontrarlo en youtube.

El mismo año que en España estrenamos un peliculón sobre hombres lobo, Lobos de Arga, nos llega desde los Estados Unidos una de las peores cintas que he visto. 


Estudios Universal, día tal de tal a la hora tal y tal. 


En una sala bien iluminada entre una fantástica barra en la que hay todo tipo de licores y una enorme mesa con un bufé compuesto de los más exquisitos manjares se encuentran los cuatro guionistas de esta película. 

Ella dice que quiere que haya algo de amor y que acaba de ver El hombre sin rostro por decimoquinta vez y sería genial poner algo de esa película. Ah, vale, contesta el resto, lo metemos. 

Otro de los guionistas dice: A mí me encanta John Wayne, podemos meterle y la situamos en México con los típicos carteles en los que ponga recompensa y alguna taberna. El resto aplaude a rabiar y vuelve a corear: Ah, vale lo metemos. 

Otro emocionado porque el día anterior había visto Jonah Hex y Depredador comenta que quedarían genial. Se ponen rojos de la emoción todos. 

El último de ellos da un golpe en la mesa: Sois todos tontos, grita, todos. ¿Cómo vamos a hacer una película sin Ironman? Acabo de ver Los vengadores y está que se sale. Bien, bien, bravo -Gritan alborozados.

En ese momento entra uno de los productores y suelta: Tenemos solo  3.500.000 dólares para hacer nuestra película de hombres lobo y rodamos en Rumanía.


Los cuatro guionistas se quedan pillados, miran absortos al productor mientras se están sirviendo bebidas o viandas. Luego se miran entre sí y callan hasta que el hombre se ha ido.


-¿De hombres lobo? -pregunta ella.

-Yo vi de pequeño la de Miedo azul y hay una escena que vendría que ni pintada-exclama otro. 
Vuelve la alegría al grupo. 
-Ahh, y tenemos que meter gitanos. 
¿Gitanos? preguntan todos. 
Sí, es que he visto la película de Benicio del Toro y una española que se titula Lobos de Arga y en ambas hay gitanos. 
Todos se aplauden por las geniales ideas que han tenido y antes de ponerse a trabajar dan buena cuenta de todo cuanto tienen a su disposición.

Y así salió esto.

   

Comienza la cosa en un bosque, de noche. Una chica corre asustada mirando a todas partes. Ve a lo lejos una casita y se acerca. La casa está protegida por trampas, pero los que las pusieron eran unos mantas ya que la chica asustada las esquiva todas. Vemos a los habitantes de la casita. Un padre, una madre y su hijo. El padre cubre todas las ventanas y puertas, la madre le da una medalla a su hijo para que le proteja. La chica asustada llama a la puerta y el padre sin mirar abre un ventanuco y se lía a tiros. Da la casualidad que la chica es una mujer loba y supongo que sabréis qué pasa. 




Pasamos a unos años en el futuro, lógicamente, estamos en una taberna y alguien lleva colgado la medalla. Entran en la taberna un grupo de personas asustadísimas y dicen que hay un hombre lobo en su pueblo que mata incluso de día. Un grupo pintoresco liderado por el chaval, ahora hombre y con un aire a Jonah Hex que tira «patrás», le coge el papel en el que viene la recompensa y dicen que irán. En el grupo encontraremos a Ironman, a John Wayne (que tiene un caballo con dos patas), a una chica y a otro hombre que se pasa toda la película escupiendo cada vez que la cámara le enfoca.


De repente se corta para ver el pueblo y los cadáveres esparcidos por doquier. Pero, chaaas, era la pesadilla de quién resulta ser el protagonista, Daniel (Guy Wilson), que ni siquiera sale en la carátula. El chico se levanta y se despide de su madre (Nia Peeples) que acaba de llegar del búrdel.


De camino al trabajo pasa por casa de Eva (Rachel DiPillo, muy guapina) la chica que le gusta. Pero su padre, el hombre sin rostro, no quiere que nadie se acerque a ella y le apunta con la escopeta. Aún así los dos tórtolos se citan en unas ruinas.




La verdad es que la película es tan mala y absurda que la resumiré rápido.

El chaval cuenta a su jefe y amigo (Stephen Rea) que cree que la bestia sigue un patrón. El grupo se hace con el trabajo de liquidar al lobo. El lobo ataca de nuevo. El prota cuenta al grupo lo de que cree que el lobo tiene un patrón a la hora de matar. El prota y el que creíamos que iba a ser el prota van donde los gitanos que les cuentan que ese es un lobo especial.




El grupo trabaja para pillar al lobo de una manera muy similar a la que utiliza Arnold para coger al depredador, pero todo les sale mal.



Ironman trata de ligarse a Eva. El chaval se mosquea. El grupo intenta atrapar al lobo otra vez de noche. La cosa vuelve a salir mal.




Y bueno, el final es para mí tonto de toda tontedaz.

Ah, aquí os dejo al lobo.





La peli es mala, malísima. Un truño. Me la tomé como comedia y ni aún así. Demasiadas cosas absurdas. Demasiados tópicos. Demasiados hilos sueltos.

Los actores no es que lo hagan mal, es que dan pena porque tratan de sacar adelante de una manera seria (es mi impresión) esta patochada.

El doblaje es bueno. No hay ficha en la página.

Los efectos especiales regularcillos. Creo que hay hombre lobo real y hecho por ordenador.

Michael Wandmacher   ha compuesto una banda sonora muy anodina. Para cumplir. No hay nada de esta película.


 
  NOTA 3,0019251812 de 10

Es una película directa a DVD, pero no merece la pena ni alquilarla. Seguro que la pondrán en la Cuatro alguna tarde y si tenéis curiosidad por verla hacedlo.

  CINE

Comentarios

  1. La pelicula no es del todo mala, pero la historia si esta un poco flojillla, confunde mucho pareciera que hay mas que un hombre lobo, mencionan a unos tal murlocs que no se ni que mierda son ni como el ironman ese tiene esos poderes y a vivido mas de 100 años, le falto mucho, pero se puede ver para pasar el rato :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario