Vacaciones en el infierno (2012)


Vacaciones en el infierno es una película estadounidense de acción dirigida por Adrian Grunberg.


Mel Gibson es un actorazo al que están intentando quemar en una pira, aunque él haga cosas para que echen más leña al fuego. Pero él no solo no cae sino que hace películas como esta, que en EE.UU. fue directa a DVD y en el resto del mundo se ha estrenado en cine. Peor para los useños, mejor para los demás porque es una muy buena película. Además sale hasta nuestro rey, mirad.


En la pared está, así que no he mentido Juan Carlos sale.

Mel es un ladronzuelo sin nombre que al comienzo de la película está siendo perseguido por la policía estadounidense, para tratar de huir salta al lado mexicano y es atrapado por los polis mexicanos. Los policías al ver que en el coche accidentado hay dinero se llevan a Mel a la peor cárcel del país, conocida como el pueblito.


Es una cárcel muy rara, no sé si se habrán documentado para recrearla o la han imaginado así para hacer más llevadera la trama. La prisión es como su nombre indica, una especie de pueblito, hay bares, tiendas, las familias viven juntas y hay una zona VIP, por así decirlo. Poco a poco Mel, su personaje tiene un par de nombres en la película, va conociendo los tejemanejes de la prisión. Se hace amigo de un chaval (Kevin Hernández) que tiene dos graves problemas: el tabaco y que tiene el mismo grupo sanguíneo que el malo, y está siendo vigilado para convertirle en donante forzoso. 


Mel dejará de darle tabaco después de recibir un ostión por parte de la madre del chaval (Dolores Heredia). Hay aparte más historias, la gente a la que Mel robó el dinero le anda buscando. La cárcel está llevada por un clan familiar Javi (Daniel Giménez Cacho) y su hermano Caracas (Jesús Ochoa). 


Son tantas las cosas que pasan que no sé por dónde seguir.  Mel sale de la cárcel para ir a Estados Unidos y acabar con su problema allí. Cuando vuelve se encuentra con un jaleo del copón ya que la cárcel está siendo vaciada por la policía. Se hace pasar por el cónsul para poder entrar.


Al final todo le sale bien.

Es una señora película, tiene mucha acción, tiene una buena historia. Está bien rodada.

Los actores están realmente fantásticos todos, me ha sorprendido y mucho el chaval.

El doblaje es muy bueno.

La música compuesta por el brasileño Antonio Pinto está bastante bien, acompaña a la perfección las escenas. Hay además canciones que son versiones a la mexicana de otras canciones.


NOTA 8,18991212 de 10

Es una sorpresa de película, de verdad, si hasta en IMDB tiene un 7 de nota.

Aprovechad el día del espectador o los carnés de socios de los cines e id a verla. Os gustará.


Comentarios