Blancanieves de Pablo Berger (2012)



Blancanieves es una película muda española dirigida por Pablo Berger inspirada en el cuento de los hermanos Grimm.



El año pasado fue el año de las «Blancanieveses» y, aunque parezca raro, me han gustado todas y, aunque parezca más raro aún, esta es la que más me ha gustado.


Hace un par de años una película muda titulada The artist  ganó varios Óscares y otros premios y seguro que muchos de vosotros habréis pensado que entonces a alguno se le ocurrió hacer lo mismo en España, pues no. Esta película llevaba ocho años trabajándose y tuvo la mala suerte de estrenarse después. 
 
Traslada la acción del cuento a la España de 1910, en La Colosal de Sevilla está a punto de torear Antonio Villalta (Daniel Giménez Cacho). Carmen de Triana (Inma Cuesta), su embarazadísima mujer, y doña Concha (Ángela Molina), su suegra, observan desde el tendido. Seis toros lidiará Antonio esa tarde. Don Carlos (Ramón Barea), su apoderado, mira impaciente. Antonio sufre una cogida y su mujer rompe aguas.


Carmen muere en el parto, Antonio queda inválido y no quiere saber nada de Carmencita, su recién nacida hija, porque le recuerda a su mujer. Durante su convalecencia en el hospital es atrapado en las redes de Encarna (Maribel Verdú).

Pasan los años, Carmencita (Sofía Oria) ha sido educada por su abuela Concha y está a punto de tomar su primera comunión. Es una niña muy alegre y bailarina que lo único que quiere es conocer a su padre. El día de su comunión el deseo casi se cumple. Recibe un regalo de Don Carlos, una gramola con un disco cantado por su madre. Se pone a bailar feliz con su abuela que en medio de la celebración muere.

La niña es llevada con su padre pero la madrastra la prohíbe verle, la corta el pelo y la pone de sirvienta haciendo los peores trabajos. Un día, mientras Carmencita está recogiendo huevos, su gallo Pepe se escapa, ella le sigue y llega a la habitación de su padre. 


El padre, como no podía ser de otra manera, se encariña de su hija que le alegra cada vez que se ven. Ella le cuida a escondidas, él la enseña a torear. Un día en que ella baila para él una canción de su madre casi les pilla la madrastra.


Encarna amenaza a la niña y esta vuelve a estar sin ver a su padre hasta el día en que este muere. Carmen (Macarena García, hermosa es poco), ya mayor de edad sufre al ver que a su padre le han vestido de luces y la gente paga por hacerse una foto con él. El día del entierro la madrastra ordena a Genaro Bilbao (Pere Ponce),su amante, que la mate. Como habréis supuesto casi lo consigue.

Carmen, que ha perdido la memoria, es salvada por un grupo de enanitos toreros que viaja por España para solaz y esparcimiento de la gente del pueblo. Son seis y sus nombres son: Manolín (Michal Lagosz), Victorino (Jimmy Muñoz), Josefa (Alberto Martínez), Rafita (Sergio Dorado), Juanín (Jinson Añazco), Jesusín (Emilio Gavira).


El jefe de la cuadrilla es Jesusín que no ve con buenos ojos a la chiquilla y es un torero venido a menos, por su tamaño. Un día que Jesusín es cogido por una vaquilla Carmen sale a su rescate y es ovacionada por todo el gentío. Jesusín comienza a cogerla envidia. El resto del grupo cada vez siente más simpatía por la niña, que sigue desmemoriada, e incluso cambian el nombre del grupo por Blancanieves y los siete enanitos, hay una secuencia muy simpática con lo de que son seis y pone siete. Rafita siente algo más que simpatía por Carmen.


Un buen día aparece Don Martín (José María Pou), que engaña al grupo y se convierte en su apoderado. La primera corrida de Carmen será en la plaza en la que casi nace. Encarna descubre que su hijastra no está muerta y va a la corrida. Don Carlos también se presenta y logra que ella recupere la memoria. Carmen lo hace realmente bien y el público pide que se perdone al toro y lo logra. Entonces Encarna se acerca a su hijastra y...

 
Como es una película española no puede haber final feliz, un fallo. 

El resto es una película fantástica. Un peliculón. Es española y mi padre no ha protestado viéndola. Estuvo en un tris de ir a los Óscares y ha sido nominada a bastantes Goyas.

La ambientación es muy buena.

Los actores lo hacen muy bien todos.   

La banda sonora de Alfonso de Villalonga es realmente buena. Yo andaba con miedo pensando que hora y media de música acabaría cansando pero no fue así. Hay además unas cuantas canciones flamencas, no soy muy fan del flamenco pero las que salen están muy bien todas, esta es la que más me ha gustado. 


NOTA 8,25293617 DE 10


Como productor forzoso estoy realmente contento con la película. Aunque me gustaría dejar de ser productor forzoso. Alquiladla si no la habéis visto en el cine.

CINE 

Comentarios