Lincoln (2012)


Lincoln es una película histórica estadounidense dirigida por Steven Spielberg.


¡Qué tiempos aquellos, años 80, en los que Spielberg era sinónimo de películas de aventuras, fantásticas y entretenidas! No digo que no sean buenas las últimas que ha dirigido solo digo que Spielberg ya no es Spielberg.

Esta película nos cuenta una parte de la vida de Abraham Lincoln, nos enteramos de que además de cazar vampiros fue presidente de los Estados Unidos. 

Comienza la película con una batalla cuerpo a cuerpo en un terreno enlodado. Qué bien, pensé, algo al estilo la de el soldado Ryan. Después vemos al presidente (Daniel Day-Lewis) hablando con unos soldados negros que habían sido esclavos.


Ya no habrá más escenas de lucha, de batallas me refiero porque lucha política sí hay. La película nos cuenta como Lincoln y su partido, el Republicano, hizo todo lo que pudo y más para que los negros fuesen libres, al contrario que el Partido Demócrata.


Nos vamos enterando de los tejemanejes que los republicanos hacen para que salga adelante la decimotercera enmienda. Sobornar a varios demócratas. Tratar de conseguir la paz de cualquier manera. 


Conocemos también a la familia Lincoln. Su mujer (Sally Field), que está desquiciada por la muerte de un hijo. Su hijo pequeño (Gulliver McGrath) que está fascinado con la esclavitud y quiere saber todo sobre ella. Y su hijo mayor (Joseph Gordon-Levitt) que quiere ir a la guerra pero, en un principio, sus padres no le dejan.

Como curiosidad decir que Gulliver y Joseph han interpretado a un mismo personaje. Ambos han sido David Collins (Sombras tenebrosas) uno en la serie de 1991 y el otro en la versión que estrenó Tim Burton el año pasado.


La película continúa con dimes y diretes entre políticos demócratas que quieren la libertad de los esclavos y los republicanos que no la quieren. Al final Lincoln se sale con la suya y se va al teatro.


Es un tostonazo de película. Durante la proyección no hacía más que pensar: No hay nada como el hogar, no hay nada como el hogar. Pero igual que digo una cosa digo la otra, como película para cine no me ha gustado pero creo que hubiese sido una buena miniserie, sus casi tres horas dan para tres capítulos.

La ambientación es muy buena.

Los actores lo hacen muy bien.

El doblaje es bastante bueno. 

En cuanto a la banda sonora John Williams no lo ha hecho mal, pero es muy igual a las últimas. Pero hay que loar que con ochenta años siga componiendo.


NOTA 5,178121226 DE 10

En fin, que habrá ganado muchos premios y estará nominada a muchos más pero para mí no deja de ser una mini serie. No merece la pena ir a verla al cine ya que, como bien sabemos, las entradas son algo carillas. 

Por cierto, si queréis saber cosillas sobre el Lincoln real picad aquí.

CINE 

Comentarios