Ejecutor (1986)



Ejecutor es una película de acción estadounidense dirigida por John Irvin.


No hay tráiler en español.

Para algunos esta es una película menor de Arnold. La he vuelto a ver hoy, es la que menos veces he visto, y aunque no es una maravilla tiene su no sé qué.

Mediaba la década de los ochenta del siglo XX. Dino De Laurentiis tenía en sus manos dos guiones, el de esta película y el de Desafío total, este último era el que más ganas tenía de rodar pero el presupuesto calculado era bastante grande así que decide comenzar por Ejecutor para hacer dinero rápido. Por aquella época Arnold aún le debía una película de un contrato en exclusiva que había firmado con él después del éxito de Conan y quería acabar con él. Dino le mostró los dos guiones y Arnold quedó fascinado... del de Desafío total pero Dino prefería para esa película a Richard Dreyfuss o a Patrick Swayze. Así que Arnold accedió a hacer esta película para acabar con el dichoso contrato. La película costó algo más de ocho millones y recaudó en los EE.UU. dieciséis. No era el dinero que esperaban recaudar y la compañía se fue a la quiebra, el guión de Desafío total fue a manos de otra productora y acabó haciéndolo Arnold.

Comienza la historia en una cabaña en lo remoto de un bosque en la que hay un testigo que puede hacer mucho daño a la mafia. Los mafiosos entran a saco y acaban con todo el mundo. Después vemos al sheriff Mark Kaminsky (Arnold) persiguiendo a un motociclista que disfrazado de policía ganaba dinero multando a inocentes conductores.


Arnold va a su casa y tiene bronca con la parienta (Blanche Baker) que le echa en cara que están viviendo en un pueblucho. Nos enteramos que Arnold antes fue un agente del FBI y que tuvo ciertos problemas y fue enviado allí. Poco después recibe una llamada de Harry Shanon (Darren McGavin), su antiguo superior, que le cuenta que en el tiroteo del principio murió su único hijo y que quiere su ayuda para obtener venganza, Mark acepta. Para ello hace como que muere y comienza una nueva vida.


Para llegar hasta su objetivo, Luigi Patrovita (Sam Wanamaker), decide tocarle las narices a Martin Lamanski (Steven Hill), la competencia de este. Comienza destrozando un casino ilegal, continua atracando a la querida... Y llegado el momento se acerca a uno de los negocios de Patrovita donde se presenta como «la espina clavada en el culo de Lamanski», es inmediatamente recibido.


Le contratan como sicario y comienzan a llevarle a hacer recados. Lamanski sufre un duro golpe en el que pierde droga y dinero, que son protegidas en una comisaria,  y quiere recuperarlo, así que planean recuperarlo mediante una serie de atentados a distintas comisarias para, llegado el momento, poder desalojar fácilmente en la que está sin provocar muchas sospechas. Aquí en España no hacen falta tantas zarandajas
 
Max Keller (Robert Davi), uno de los mafiosos, que sospechaba de él confirma sus sospechas y deciden tenderle una trampa en la que Shanon resulta mal herido. Entonces Mark decide acabar con todo cuanto antes. Va hasta una cantera que utiliza Patrovita para hacer chanchullos y comienza el ataque imitando el ataque de Apocalypse Now, solo que en vez de usar a Wagner Arnold pone el (I can´t get no) Satisfaction de los Rolling.


Y bueno, ya sabréis cómo acaba.


Repito que no es una maravilla de película, tiene muchas situaciones tontas y diálogos chorras, pero al menos entretiene.  

Según la veía hubo un par de escenas que me trajeron a la cabeza otra de sus películas, Eraser: La escena del principio, la de la cabaña, y otra en la que Arnold y Keller van a «hablar» con alguien que debe pasta a un bar de ambiente.

Los actores no lo hacen mal.

El doblaje es bueno.

La banda sonora está compuesta a tres manos y es la típica de películas de acción, acompaña bien. El tema principal me ha recordado mucho al de Tango y Cash y a los de las películas de John Carpenter.


  NOTA 6,29321226 DE 10

La película menos conocida de Arnold, de la etapa en la que ya era famoso, que si no habéis visto podéis hacerlo ya que no será una pérdida de tiempo.

Comentarios