Frankenweenie (2012)



Frankenweenie es una película de animación estadounidense dirigida por Tim Burton.


Todos aquellos que respetamos y admiramos de alguna manera a Tim Burton sabemos que comenzó a ser lo que es gracias a la Disney, en esa compañía comenzó su carrera y mientras colaboraba con ellos en películas como Tod y Toby dirigió unos cuantos cortos que le dieron popularidad. Uno de ellos fue Frankenweenie realizada en 1984 y protagonizada por Barret Oliver, el niño de moda en aquella época. Aquí os le dejo.


Precisamente por hacer esos cortos fue despedido por alguna «lumbrera» de Disney que dijo que gastaba sus recursos en proyectos demasiado aterradores para una audiencia familiar. Años después Burton hizo las paces con Disney y ha dirigido un par de películas, menores, para ellos. 

La película de la que os estoy hablando es una adaptación del corto, pero cambia la carne y el hueso por muñecos.


Conocemos a Víctor Frankestein (Mario García), un chaval muy imaginativo al que le encanta el cine y su perro Sparky. Sus padres (Alejandro Martínez y Paloma Porcel) le quieren mucho y cuidan que no desperdicie su imaginación. Tiene como vecino al alcalde Burgermeister (Luis Mas), que tiene manía a Sparky. El alcalde cuida de su sobrina Elsa (Belén Rodríguez) y de su perra, que es novia de Sparki. En el instituto recibe una gran sorpresa al ver que llega un nuevo profesor, el señor Rzykruski (Claudio Rodríguez), que consigue meterles el gusto por la ciencia a pesar de su caracter serio y huraño. Un aciago día Sparky muere y Victor inventa algo para devolverle la vida.


Edgar (Eduardo Candeira Balas), un chaval de clase de Víctor, se entera de lo que ha hecho y al final acaban sabiéndolo varios chicos más. Cada uno realiza el experimento y devuelve la vida a algún animal con terroríficos resultados.


Pero bueno, supongo que sabréis que la película acabará bien para todos :).

Es floja, muy floja, y aburrida, tanto que cada poco miraba el reloj. Puede que el corto no diera para más, que estirarlo no hacía falta. Creo que incluso han usado muñecos de alguna otra película porque el de el «malo», el alcalde Burgermeister, me recuerda al de otra película de Burton. También usan la cara de Vincent Price para el profesor.


Lo referente a la animación también es flojillo. En películas como Pesadilla antes de Navidad o La novia cadáver se les veía más animados a los muñecos.

El doblaje no está mal.

Danny Elfman vuelve con Burton y la verdad es que es como el resto de la película la música es flojilla. En los títulos de crédito finales suena una canción que escuchada un par de veces acaba gustando, os dejo con ella.


4,3798121226 DE 10

No es lo mejor de Burton, la verdad.

Comentarios