Death proof (2007)


Death proof es una película estadounidense «Tarantiniana» dirigida por Quentin Tarantino.


 
Hace unos cuantos añitos el señor Tarantino y el señor Rodríguez se juntaron para hacer una especie de homenaje a las películas que veían cuando eran pequeños, al estilo la doble sesión que se hacía en muchos cines... Me vienen a la cabeza el Rex y el Babón en Valladolid. 

Como es una película de Tarantino y como es considerado por la progresía como de su propiedad dejaron el título en inglés. En otros países se tradujo el título, que sale de una frase que dice Rusell refiriéndose a su coche: «A prueba de muerte».


El caso es que los dos amiguetes useños se lo montaron muy bien. Dos películas realizadas por ellos a las que añadieron anuncios falsos, montaje haciendo parecer que eran películas gastadas, quitándolas color, chorradillas así...

Cuando salió en DVD intenté verla un par de veces, pero no pasaba de los cinco minutos. Hoy la daban en la tele y decidí darla una oportunidad.

El tráiler engaña, un poquito.

Comienza de una manera curiosa ya que al salir el título original de la película «Quentin Tarantino´s Thunder Bolt (Rayo de Quentin Tarantino)» se corta y aparece el título que conocemos (Death Proof) dando a entender que alguien le cambió el título para hacer creer que era otra película. 

Después conocemos a un grupito de amigas que salen de fiesta. El grupo está formado por Jungle Julia (Sydney Tamiia Poitier), una famosa locutora de radio, Arlene (Vanessa Ferlito) y Shanna (Jordan Ladd). Van a pasar el fin de semana en la casa del lago de la última, en una reunión solo de chicas. Pero esa noche la emplean en emborracharse, drogarse y calentar a los tíos. Durante todo el recorrido por la ciudad Arlene se fija en que las sigue un misterioso coche negro.



Aparece el Especialista Mike (Kurt Russell), se llama así, que es el conductor del misterioso coche negro. Según lo veía me vino a la cabeza la película «El diablo sobre ruedas» y pensé que Mike era el conductor de ese camión que sobrevivió y por eso tiene las cicatrices y es tan cabrón, y la película se me hizo más entretenida pensando eso. 


Hay un montón de diálogos estúpidos, estilo «Tarantiniano», que aburren. Mike sigue espiando al grupo de chicas al tiempo que charla con otra chica (Rose McGowan). Acaba la noche y Mike sale a la caza de las chicas (aquí arranca la película, minuto 45 aprox.) provocando con su coche, que está a prueba de muerte, un accidente en el que mueren todas. 



Después hay una escena en el hospital en el que está convaleciente Especialista Mike y Tarantino se hace un homenaje poniendo a un par de personajes que han salido en varias películas suyas: el sheriff McGraw (Michael Parks) y su hijo número uno (James Parks), que salen con los mismos nombres en Kill Bill, Abierto hasta el amanecer y Planet terror, y Dakota (Marley Shelton) la hija del Sheriff.



Han pasado catorce meses y el Especialista Mike se ha recuperado y busca nuevas víctimas, la película pasa a ser en blanco y negro durante un rato. Encuentra a un grupo de chicas que trabajan en el mundo del cine: Abernathy (Rosario Dawson), Lee (Mary Elizabeth Winstead, guapísima), Kim (Tracie Thoms, guapísima) y Zoe Bell que se interpreta a ella misma.



Vuelve a haber un montón de diálogos aburridos, aunque no tanto como los del primer grupo de chicas y nos enteramos que Zoe quiere conducir un coche determinado que casualmente alguien del pueblo en el que están quiere vender. Así que van a hablar con el vendedor y le piden que las deje dar una vuelta.


Tres de las chicas salen y el especialista Mike va tras ellas. Pero con lo que él no contaba es con que estas chicas no son como las otras, estas chicas son guerreras (uh, ah), y le harán pasar miedo. Ellas, sin saberlo, vengarán a todas aquellas a las que Mike mató.

Me ha acabado gustando, tarda en arrancar y le sobran 20 minutos más o menos, pero merece la pena. Pero yo prefiero Planet terror, la otra película de este experimento que se llamó Grindhouse. He buscado Grindhouse y era como se llamaba a los cines que proyectaban sesiones dobles.

Los actores lo hacen muy bien todos. 

El doblaje es cojonudo.  Escuchar a Salvador Vidal doblando a Kurt es una gozada. Sólo pongo una pega, hay un «me cago en D...» en boca de Zoe Bell que creo que no estará en la original y que sobra.

En el apartado de la banda sonora ya sabéis que Tarantino se caracteriza por usar canciones y temas de otras películas. Ennio Morricone se ha enfadado, y mucho, con él por eso. Así que os dejo con el tema que sale en los títulos de crédito finales.


NOTA 6,28280013 DE 10

Si no os gustan las películas de Tarantino no os la recomiendo porque, repito, tarda mucho en pasar algo.

Comentarios