Por la cara (2013)



Por la cara es una comedia estadounidense dirigida por Seth Gordon.



Comienza con Sandy Paterson (Jason Bateman), el protagonista, hablando con una telefonista que le dice que han intentado usar sus tarjetas y que para bloquearlas necesita la información sobre ellas, cualquier persona medianamente inteligente sabe que ni los bancos ni la policía ni casi nadie (al menos aquí en España) piden datos personales, ni por internet ni por teléfono.

Como habréis supuesto con quien Sandy habla es con Diana (Mesissa McCarthy) una timadora  que falsifica sus tarjetas y se dedica a gastar sin control, a pelearse y acaba siendo arrestada.



Pasa el tiempo y Sandy Paterson es detenido ya que Diana, que se hace pasar por él, no se ha presentado al juicio. La policía en un principio no se cree que no sea nuestro protagonista no sea culpable, todos se echan a reír cuando se enteran que Sandy es su nombre real ya que es nombre de chica. Gracias a las fotos que le hicieron le dejan en paz, pero por poco tiempo ya que siguen llegándole denuncias de cosas cometidas por Diana. El jefe de Sandy decide echarle pero nuestro prota le pide unos días para ir por ella, traerla y que confiese.



Se va a Florida, después de contarle todo a su santa esposa (Amanda Peet). La localiza y consigue convencerla, pero el viaje no será tan simple como pensaba.


Para empezar, Diana es una mentirosa compulsiva. Tras ella van un par de asesinos que trabajan para un mafioso, Marisol (Génesis Rodríguez) y Julian (T.I.) y también un caza recompensas (Robert Patrick).



Como habréis supuesto les sucederán mil cosas. Acabarán siendo amigos y todo se resolverá para Sandy, y en una manera distinta para Diana.


La película tarda una hora en arrancar. Hasta el momento en que el caza recompensas atrapa a Diana y Sandy sale en su ayuda la cinta es un aburrimiento total. No hay nada gracioso, nada emocionante. Después de la persecución la cosa mejora, aunque poco si os soy sincero.

El personaje de Diana me ha resultado asqueroso desde el principio al fin, en otras películas sueles sentir algo de empatía por el personaje que hace faenas al protagonista, pero con Diana no he sentido ninguna.




Los actores no lo hacen mal. El que mejor representa su papel es Jason Bateman.

El doblaje es bastante bueno.

El encargado de hacer la banda sonora es Christopher Lennertz que hace un buen trabajo.




NOTA 5,00278213 DE 10

Para verla alguna tarde que la echen por la tele vale, pero no la recomiendo para ver en el cine.


Comentarios