La extraña vida de Timothy Green (2012)



La extraña vida de Timothy Green es una película familiar useña dirigida por Peter Hedges.



Hay algo en esta película que me escama, y no es nada relacionado con la historia, si no con las fechas de estreno. Si miramos cuando subió la Disney el video en Youtube veremos que pone el año 2010, tanto en el vídeo español como en el estadounidense, pero la película no se estrenó hasta el 2012 en EE.UU. y hasta el 2013 aquí en España. Y se hizo de tapadillo, al menos aquí.



La película comienza con Jim (Joel Edgerton) y Cindy (Jennifer Garner), un matrimonio progre a punto de entrar en los cuarenta que quieren tener un hijo como sea pero que no pueden. Ella se pone muy triste y él, para alegrarla, la propone escribir en hojas las cualidades que tendría un hijo suyo (al estilo Mary Poppins), meterlas en una caja y enterrarlas. Quiere Dios (Calma ateos y gente progre, no lo mencionan, lo de Dios es cosa mía) que después de enterrarlos se produzca una extraña lluvia y de la tierra brote Timothy. Un muchacho encantador que tiene hojitas en las piernas.



El niño es todo lo que los padres habían escrito en las hojas. Curiosamente sabe hablar a la primera y conoce bien todo el mundo que le rodea. Ellos, al ser su primer hijo, se muestran protectores en extremo. Timothy se echa una novieta muy guapa llamada Joni (Odeya Rush). Consigue que su abuelo (David Morse) deje de ser un cascarrabias y apoye a su hijo. Consigue también que la señora Crudstaff (Dianne Wiest) también deje de ser una cascarrabias.



Al final Jim y Cindy se convertirán en unos buenos padres y conseguirán que les den una niña en adopción.



Es una película bonita. No es tan empalagosa como me esperaba. Aunque los padres son, como ya dije antes, un pelín progres y sopreprotectores él no es tan tiquismiquis como ellos. 

La película no recurre a tópicos... Me explicaré: El mismo día de «nacer» Timothy hay una reunión familiar en la que hacen una barbacoa, yo me esperaba la típica tontería de que el crío no comerá carne, pero lo hace sin ningún problema. 

Hay un momento que me demostró que el guionista, y director, no tenía mucha idea... Me explicaré: Uno de las cualidades que la pareja ponen de su hijo es «Será un Picasso con el lápiz», así que yo me esperaba que cuando se pusiese a pintar hiciera cosas como esta o esta, pero no, el crío pinta realmente bien.

Tiene una fotografía muy bonita. La película es una continua sucesión de imágenes bonitas acompañadas de música bonita.

Los actores lo hacen muy bien todos.

El doblaje es realmente bueno.

Geoff Zanelli ha compuesto una preciosa banda sonora, tirando a la nueva era. 




NOTA 6,92181809 DE 10

Para los que quieran pasar un rato con una historia que les alegre, aunque si se es de lágrima fácil puede que les broten en algunos momentos.

Comentarios