El terror llama a su puerta (1986)



El terror llama a su puerta es una película estadounidense de miedo dirigida por Fred Dekker.


Recordaba haber visto esta película en su época y recordaba que me gustó. El otro día me acordé del título y del cartel y busqué en internet a ver si alguien también se acordaba de ella y, lógicamente, sí. Me quedé un poco pillado al leer que era una comedia ya que yo no la recordaba como tal. Acabo de verla y para mí, y para la Real Academia de la Lengua Española, comedia es otra cosa. Vale que no es de terror en estado puro, pero no es una comedia.

Al tajo.

Comienza la película en una nave que surca el espacio sideral. Unos extraterrestres con cara de malos persiguen a otro con cara de peor que lleva una cápsula, los que solo tienen cara de malo dicen que hay que evitar que esa cápsula salga de la nave, pero el de cara de peor consigue lanzarla fuera y... 

Estamos en la Tierra en la década de los 60 del último siglo del milenio pasado. Todo es en blanco y negro. Una chica sale de la residencia para dar una vuelta con el típico chulito. Según están mirando las estrellas aparece un policia que resulta ser alguien que está pillado por ella, el poli se va y poco después ellos ven caer algo del cielo. Se escucha por la radio que un loco con una hacha anda suelto. El chico va a ver lo que cayó del cielo, la chica se queda sola en el coche, mientras ella le grita que vuelva aparece el loco y ....

Nos encontramos en el presente, de la película porque es el pasado de ahora. Los alocados estudiantes de la universidad están de fiesta y aparecen Chris (Jason Lively) y Jotacé (Steve Marshall), dos amigos del grupo menos popular. 


Chris está pillado de Cynthia (Jill Whitlow) y para hacerse más populares deciden entrar en una hermandad que les pone como prueba robar un cadáver y ponerlo en la puerta de otra fraternidad. Los chicos aceptan y van a la morgue. Casualmente entran en una zona secreta en la que hay un cadáver criogenizado y no se les ocurre otra cosa más inteligente que descongelarlo para pasar la prueba. Pero, como habréis supuesto, nada más sacar el cadáver éste se mueve y ellos salen por patas en el mismo momento que aparece un científico que, como habréis supuesto, es atacado por el cadáver. 

Aparece en escena el detective Ray (Tom Atkins) que es, ni más ni menos, el policía de los años 60. Le llaman para que vaya al depósito y al llegar ve que pasa algo raro. Mientras, el cadáver camina en dirección a la residencia femenina en la que casualmente vive Cynthia. Nada más llegar allí le explota la cabeza y de su interior salen una especie de babosas. 

La policía ha conseguido encontrar a Chris y Jotacé, pero les descartan como asesinos. En el depósito se produce una escena que la verdad me impresionó un poquito. El cadáver del científico se levanta y camina por el edificio e incluso es saludado por un policía que andaba algo despistado.



Las babosas matan y devuelven a la vida a los muertos, pero no solo a los que han matado también a los que se encuentran, el asesino del hacha de la década de los 60 es un buen ejemplo. Resucita y comienza a matar con su arma favorita. 


La noche de la fiesta de las fraternidades las babosas hacen de las suyas. 



Provocan un accidente al autobús de la fraternidad de los chicos que iban a recoger a las chicas y les resucitan. Pero antes de que lleguen los muertos aparecen Chris y el detective con un lanzallamas y, como habréis supuesto, comienza una lucha. Hay una frase que ha pasado a ser mítica en la que el detective les dice a las chicas: «Os tengo que dar una buena y una mala noticia. La buena es que vuestros chicos están aquí, la mala es que están muertos.»



Y bueno, llega el final. Los finales, mejor dicho, porque en los ochenta se estrenó con un final muy chuchurrío creo que porque el que estaba rodado no gustó a los productores. Pero gracias a la magia del Blu ray ese final pasó a mejor vida y pusieron el que el escritor, y director, tenía planeado en un principio que es mucho mejor y que aquí en España no veremos ya que nadie tiene intención de sacarla. Yo he visto la versión ochenteña y me he enterado de lo de el final nuevo gracias a la red. Señores distribuidores, sáquenla, ni siquiera hará falta redoblarla ya que el final original no tiene diálogo.

Curiosidades: Todos los personajes tienen apellidos de directores de cine de terror: Carpenter, Romero, Hooper, Cronenberg, etc. Después de hacer un pase de prueba la gente dijo que hacía falta algo más de acción, así que se rodó una escena adicional que transcurre en un cobertizo. En Alemania la película Zombie Town se estrenó como segunda parte de esta, aunque no tienen nada que ver.

Los actores lo hacen muy bien. Las chicas son muy guapas.

Los efectos especiales son bastante buenos.

El doblaje es muy bueno.

Barry de Vorzon pone una música correcta a la película. Muy de esa época, con sintetizadores.


NOTA 7,799217 DE 10

Es una película muy cortita, no llega a la hora y media, pero merece la pena ver tanto si eres ochenteño como si te gustan las pelis de zombis, aunque no lo sean. Tiene sus incongruencias, es cierto, pero entretiene.

Comentarios