Red Hill (2010)





Red Hill es una película australiana de acción dirigida por Patrick Hughes.


No hay tráiler en español porque no se ha estrenado en España y, sinceramente, espero que no lo hagan.

Supe de la existencia de esta película al enterarme que la había dirigido el mismo de la tercera parte de Los mercenarios, en cierto foro decían había que darle una oportunidad, y yo se la di, obvio decir cómo me he hecho con ella, y creo que cuando se estrene la tercera parte de los mercenarios me tienen que hacer un descuento por haberme tragado Red Hill.

Comienza mal, para mí, porque nos presenta a Shane Cooper (Ryan Kwanten), el protagonista, un agente de policía novato que no sabe ni dónde tiene el arma ni dónde está la oficina del Sheriff en la que va a trabajar. ¿Cómo ha obtenido el puesto es algo inexplicable? El caso es que se despide de su santa, llamada Alice (Claire van der Boom), que está embarazadísima y se va a trabajar.



Llega al pueblo y como es el prota consigue dar con la oficina en la que va a trabajar mirando un cartel del pueblo, su nombre: Red Hill... De ahí el título. Conoce a uno de sus nuevos compañeros, el típico fuertecillo buena persona y a otro de sus compañeros el típico «cabrón desde que nació», como le define un vecino. Conoce también a su jefe, el viejo Bill (Steve Bisley). Peroo, hete aquí que se escapa de la cárcel un malhechor llamado Jimmy (Tommy Lewis), y que en cuanto se enteran en el pueblo se empiezan a repartir armas para evitar que llegue. Shane no ve nada raro, es un delincuente hay que atraparlo, pero nosotros que hemos visto mil siete películas como poco sabemos que hay algo más. El caso es que Jimmy llega al pueblo y comienza a cargarse a ciertas personas, básicamente los que cogieron armas, y por lo que parece los únicos habitantes del pueblo ya que quitando esas diez personas no se ve un alma.


La película recurre al tópico continuamente y aburre, es muy cansino. Hay continuas cosas sin sentido, en una secuencia Shane está jodido sangrando por todos lados y en la siguiente está como una rosa, cargando a un compañero. Al principio mandan a Shane a investigar las muertes de unos animales y el granjero le dice que de pequeño escuchó que en 1880 se habían escapado dos panteras de un circo y que andaban por ahí ¿¿¿???, el caso es que casi al final aparece una pantera y yo me preguntaba ¿pero, qué...? 


Al final nos enteramos de lo que ya sabíamos que Jimmy no era malo y que a los que él se cargó. No diré qué, pero seguro que gran parte de los que leáis esto sabréis más o menos qué fue lo que pasó.


Es un truñazo como una casa. No me explico qué han visto en Hollywood para darle el mando de Los mercenarios 3, espero que salga bien, supongo que sí siempre y cuando no enrede en el guión.

Me he quedado con la duda de si la ambientación es real, me explico, se supone que es una especie de homenaje a las películas del oeste rodada en Australia y me pregunto si el pueblo, si la gente que sale y demás tan parecidos al oeste useño, se dan en la realidad. 

Los actores no me han acabado de gustar. El protagonista es poco creíble, quizá el malo sea destacable ya que no habla hasta el final... pero cuando habla, la caga.

No puedo hablar de doblaje porque ya os dije que la he conseguido de aquella manera, lo que sí os digo es... ¡Caray como hablan los australianos!, normalmente cuando veo alguna película estadounidense o inglesa en V.O. más o menos pillo algo. Con esta película no he entendido nada. Además los subtítulos no ayudaron mucho.

La música es de Dmitri Golovo y, bueno, ni fu ni fa. Acompaña, pero también recurre al tópico.


NOTA 2,79121226 DE 10

En fin, que creyendo que iba a encontrarme un Mad Max me encontré esto.

Comentarios