Súper 8 (2011)



Súper 8 es una película de aventuras dirigida por J.J. Abrams.





Antes que nada: Señores de Paramount, Súper en español lleva tilde, aunque vaya en mayúscula.

J.J. Abrams es el nuevo rey Midas de Hollywood, así que es lógico que se encontrara con el antiguo, Steven Spielberg. Y qué mejor forma que hacerlo que con una película homenaje a las películas que se hacían en los 80.  Curiosamente Spielberg contrató años atrás a Abrams y su amigo Matt Reeves para que restaurasen las películas caseras en súper 8 del primero.

Comienza presentándonos a los protagonistas en el velatorio de la madre de Joe (Joel Courtney), uno de ellos. El día pasa y los chicos: Joe, Cary (Ryan Lee), Preston (Zach Mills), Martin (Gabriel Basso) y Charles (Riley Griffiths) se reúnen para rodar una película de zombis. El director de la película es Charles, el típico gordito que no podía faltar en las pelis de este tipo, pero a diferencia de las de aquella época aquí no es el típico bobalicón. Para rodar una escena necesitan la ayuda de una chica, Alice (Elle Fanning), que además de actuar hará de taxista para llevarles a una estación abandonada para rodar. Pero estando allí se produce un accidente y los chicos se salvan de chiripa.


Joel ve algo raro, pero todos echan patas cuando se acerca el ejército. Los militares se ponen a rastrear por el pueblo. Los chicos tratan de que no se descubra que ellos estaban en el lugar del accidente.


En el pueblo comienzan a suceder cosas misteriosas: apagones de luz, desapariciones de personas, perros, motores de coches, microondas... El grupo continúa con el rodaje y comienza a haber tilín entre Joe y Alice, aunque entre los padres de ambos hay muy mal rollito, por así decirlo.


Charlie siente celos ya que está colado por Alice, pero comprende que vaya por su amigo ya que él está gordo. Los militares planean evacuar el pueblo para encontrar, el motivo lo descubren nuestros protagonistas al revisar un rollo de lo rodado en la estación. En el tren transportaban a un monstruo.






El monstruo secuestra a la chica ante los ojos del padre, pero no puede hacer nada ya que los militares están vaciando el pueblo. Una vez fuera del pueblo Joe pregunta al padre de Alice que le cuenta que a su hija se la ha llevado el monstruo. Así que nuestros protagonistas vuelven al pueblo para rescatarla. Y, cómo habréis supuesto, todo acabará bien para todos, incluido el monstruo.



Termina mostrándonos durante los créditos finales la película que rodaron los chavales titulada «El caso».

Un par de curiosidades: 

La torre de agua que sale varias veces a lo largo de la película está hecha por ordenador. La escena del accidente ferroviario también.



Los ojos del monstruo son los de la actriz que hace de madre de Joe.

Los actores lo hacen muy bien todos.

Los efectos especiales son la la leche, aunque estén hechos todos por ordenador.

El doblaje es fantástico. 

Michael Giacchino ha compuesto una banda sonora que también es un homenaje a la música de aquellos años. Muy buena.


NOTA 6,997090916 DE 10

Curiosa película que gustará a los ochenteños y a los que no lo son. Como homenaje a aquellas películas sirve, aunque flojea un pelín en la resolución.


Comentarios