Danny the dog (2005)



Danny the dog es un drama de acción realizado en coproducción entre Francia, Inglaterra y Estados Unidos dirigido por Louis Leterrier.


Hace unos cuantos años el señor Luc Besson decidió que quería tener en una misma película a Jet Li y a Morgan Freeman, así que escribió un guión específicamente para ambos. 



La película comienza mostrándonos a Danny (Jet Lee), un hombre que fue secuestrado por Bart (Bob Hoskins) cuando era niño y lo crió como si fuese un perro de presa. Le lleva a todos lados y cuando le quita el collar Danny se convierte en una fiera.

Cierto noche mientras Danny está en su celda se pone a mirar un libro para aprender las letras y se queda pillado observando la P de Piano. Al día siguiente Bart va a pedir a un almacén en el que hay pianos y Danny conoce a Sam (Freeman) un afinador de pianos ciego que le pide ayuda, pero mientras lo hace a Bart y a los suyos les apalizan.


Más tarde le proponen a Bart que Danny participe en peleas clandestinas y este acepta. Nuestro protagonista, como habréis supuesto, las ganará. Con lo que no contaban es con que una banda rival les ametrallaría. Danny resulta ileso y escapa para ir donde está Sam, que se le lleva a su casa y le cuida. Sam tiene una hija adoptiva llamada Victoria (Kerry Condon) que estudia piano en un conservatorio.


Padre e hija adoptiva tratarán a Danny como uno más de la familia y el que antes fuera un alelado asesino comenzará a ver la vida de otra manera. Hasta que cierto día se encuentra con cierta persona de su vida anterior y le amenaza con cargarse a las personas con las que está si no vuelve con él. Bart se alegra mucho de verle y le vuelve a meter en las peleas clandestinas.



Pero Danny ha cambiado y aunque gana no quiere seguir peleando. Además le pide explicaciones de quien era su madre. Bart le miente y le dice que era una puta. Danny se mosquea y se larga y gracias a sus dos nuevos amigos descubre que su madre era una pianista que tuvo algo con Bart. El criminal decide deshacerse de su perro y lo busca con un buen grupo de matones a sueldo. Pero, como habréis supuesto, Danny ganará.

No es una mala película. No esperéis que haya acción constante, tiene peleas muy buenas, pero también parte dramática.

Los actores no lo hacen mal. Cuentan que antes de comenzar el rodaje, Bob Hoskins cortó el pelo a Jet Li porque eso es lo que habría hecho su personaje y que lo de que Sam fuese ciego fue una idea del actor que le interpreta, Morgan Freeman.

El doblaje está muy bien. 

De la música se encarga el grupo británico Massive Attack  y muy bien. 


NOTA 7,192912 DE 10

Si no sabéis que ver y la tenéis a mano no es mala opción.



Comentarios