El guerrero sin nombre (2005)



El guerrero sin nombre es una película española de animación dirigida por David Iglesias.


 
Hace muchos años Vicente Segrelles creó una serie de historietas tituladas El mercenario que me parece a mí que han sido tomadas como base para hacer la película, aunque en ningún momento aparece el nombre del señor Segrelles en los títulos de crédito. Eso quiere decir una de dos: que quedó tan descontento que dijo que quitaran su nombre o que los artífices de esta película han plagiado algunas cosas descaradamente. 

Reconozco que no conocía al señor Segrelles hasta que me puse a buscar información sobre la película. No sabía que hubiese creado una saga tan conocida a nivel mundial, ¿lo conocería George R. R. Martin?. Sí recuerdo haber visto sus dibujos en las portadas de CIMOC, es más tenía una carpeta con una de ellas. Os dejo la primera parte de un documental sobre el personaje de El mercenario y el autor.


Vamos al tajo:

Comienza contándonos el origen de El mercenario (Roberto Encinas), años atrás le tendieron una trampa y la ciudad que debia proteger fue asaltada y fueron muertos sus habitantes. Por eso le quitaron el nombre y le desterraron, y desde entonces se dedica a ser lo que su apodo indica ayudado de un escudero llamado Phillip (Rafael Alonso Naranjo Jr.).


Después vemos como el Mercenario lucha contra unos hombres en dragones, llamados moic, les vence y llega a una ciudad en la que entrega una caja a un malvado monje llamado Ágraton (Fernando Hernández). Al mismo tiempo vemos como un grupo libera a un chavalín calvo llamado Ta-mo (Áxel Amigo). El mercenario y su escudero son traicionados por Ágraton y van a una taberna a buscar un nuevo empleo.



Consiguen un trabajo que consiste en llevar a un monje blanco hasta una abadía que se encuentra en una región inhóspita. Por el camino tienen un percance y descubren que es al chavalín calvo al que llevan de carga y han de dejar al monje.



Una vez en la abadía el Mercenario pide saber qué pasó en aquella ciudad en la que perdió el nombre, pero el abad le dice que más tarde. Conoce también a Damaris (Carmen Consentino), una guapa chica que ha venido junto a ellos con la apariencia de un guerrero llamado Entor. Como habréis supuesto los malos se harán con el chavalín y con Damaris. Ágraton usará a Ta-mo para hacer que venga un espíritu que puede convertirse en bueno o malo.


Como habréis supuesto también, nuestro protagonista irá a rescatarlos. Y, como habréis vuelto a suponer, el chavalín calvo se transformará en una adolescente calva buena y el malo saldrá corriendo mientras los buenos miran como amanece o anochece.



No es que sea una maravilla, pero entretiene.

La animación es... diferente, algo cutre, malona a ratos. Es que parece que lo hayan hecho todo a medias, no sé cómo explicarlo, como si hubiesen repartido el guión entre varios grupos y no se hubiesen preocupado de saber qué hacían hasta el momento del montaje. Los andares de los personajes son muy extraños, en algunos casos, como los de Damaris, antinaturales. Hay un par de guiños, por no decir copias: Ta-mo es clavado a Aang y en la escena de la taberna se nota que vieron La guerra de las galaxias y El quinto elemento. Otro punto cutre es que anuncian una página web (www.elguerrerosinnombre.com) y no existe.

El doblaje es muy bueno, eso sí.

Lo mejor, sin lugar a dudas, es la BSO. La música es alucinante. Bernard Becker ha hecho un trabajo cojonudo. Os dejo con un documental sobre la realización de la banda sonora escucharéis algún extracto, espero que lo disfrutéis. 



NOTA 5,6981247012 DE 10


Como productor forzoso estoy descontento porque podía haber dado mucho más de sí esta película.


Comentarios

Publicar un comentario