La hora fría (2006)



La hora fría es una comedia de ciencia ficción española dirigida por Elio Quiroga.



Es la segunda película española de temática apocalíptica que veo cuyo título comienza por «La hora...», la otra es esta.

Nos encontramos ante una comedia, aunque me da a mí que más bien es a su pesar. El tráiler es una engañifa como un piano, eso sí un aplauso para el que lo montó. 

Comienza enseñándonos la cantidad de premios recibidos y la cantidad de organismos públicos que la han financiado. Después vemos a Jesús (Omar Muñoz) en una playa, mirando embelesado y diciendo «Azul. Es azul.» 



Después de los títulos de crédito vuelve a aparecer el crío y nos presenta al resto de protagonistas, todos ellos con nombres sacados del Nuevo Testamento, casi al final de la película supongo que para hacerse los intelectuales uno de los protagonistas dice que hubo dos bandos y que cada uno luchó por su dios... 



Resulta que son ocho supervivientes de una guerra nuclear que viven en un búnker, antes había más. Son los siguientes: María (Silke), la lideresa, y su novio Pablo (Julio Perillán). Una pareja de homosexuales: Mateo (Sergio Villanueva) y Lucas (Pablo Scola). Pedro (Jorge Casalduero), un ex novio resentido de María. Magda (Carola Manzanares) y una cría a la que ha «adoptado» llamada Ana (Nadia de Santiago) y un viejo llamado Judas (Pepo Oliva) que vive en otra parte del búnker. A última hora aparece otro crío llamado Saulo (Marco González) al que Jesús daba de comer por una rendija y que nadie conocía. En el mismo búnker viven unas personas infectadas a las que llaman los extraños y unos seres fantasmales a los que llaman los invisibles. Así escrito hasta pinta bien, pero el desarrollo es malo, muy malo. 



Es un enorme cúmulo de despropósitos. Estoy seguro que el escritor y guionista vio estas cuatro películas: La cosa, Dark city, La bruja de Blair y El bosque, le encantaron y decidió mezclarlas sin importarle cómo. 

No es entendible que el crío se pase media película con una cámara de vídeo y que todo cuanto tiene que ver con el pasado relacionado con la guerra parezca de los años treinta o cuarenta. Bueno, sí lo es, si has visto Dark city.

No es entendible qué es La hora fría. Teóricamente cada vez que muere una gallina, ellos se encierran en sus cuartos porque vienen los invisibles. Pero cómo han llegado a esa situación, cómo han llegado a saberlo. Vale que no hace falta explicarlo todo, pero en otras películas no explican cosas y te la bufa, aquí está tan mal planteado que me he quedado con esa duda.
 


No sé, hay tantas cosas tontas que no sé por dónde continuar así que acabo. Una más, al azar, es la manera en que Pablo coge el arma. Llega el final, muy «Shyamaleño» y después de los títulos de crédito una de esas escenas súper intelectuales... Aunque yo pensé que era el logo de la productora. 


Truñaco de los gordos, que prometía y que tiene una base para una historia buena pero que no saben desarrollar. He leído críticas que la ponen mal pero que la excusan diciendo lo típico de, pero hay que perdonarla porque es un intento del cine español por hacer películas de género... Eso no me vale, y menos cuando se hace con el dinero de todos.

Los actores... Ni fu ni fa, todos tienen el problema de no saber actuar con la voz y algunos, además, de no saber actuar y punto. Se salvan los críos y un par de los mayores.

El Ministerio de Defensa Español cedió instalaciones para el rodaje.

Puntos a favor: La fotografía, los efectos visuales (todo lo relacionado con los invisibles está hecho por ordenador) y...

La música. Es la segunda película malona que veo que tiene una banda sonora alucinante de Alfons Conde, la otra sabréis cuál es picando su nombre. Es de lo mejorcito. No hay muestra de esta película os dejo de otra.




NOTA 3, 47921226 DE 10

No me ha gustado, aunque me he reído bastante. Como productor forzoso estoy bastante descontento.



Comentarios

Publicar un comentario