Las vidas posibles de Mr. Nobody (2009)



Las vidas posibles de Mr. Nobody es una película de amores con algo de ciencia ficción realizada en coproducción entre Bélgica, Alemania, Francia y Canadá dirigida por Jaco Van Dormael.



El tráiler no le hace justicia a la película.

La verdad es que el que al ver ciencia ficción piense que va a ver muchas naves espaciales y cosas así anda equivocado. Lo de ciencia ficción lo he puesto porque esta película juega con muchas cosas que podríamos considerar de teoría científica, del estilo la teoría del caos, ya sabéis, lo de las alas de la mariposa. 

Hace poco os hablé de El atlas de las nubes, esta sobre la que os estoy escribiendo va por esos derroteros. Tiene varias historias entremezcladas de tal manera que como te pierdas un minuto te toca dar para atrás.

Una cosa me ha parecido estúpida, el dejar el Nobody en inglés, no es por nada, pero en otros países se ha traducido. Además es que el personaje se llama Nemo Nobody, una redundancia ya que Nemo en latín es Nadie.

La historia comienza contándonos la teoría de la superstición de las palomas. Después pasamos a ver a Nemo Nobody (Jared Leto), un misterioso paciente de un hospital que es la maravilla de todo el mundo ya que es el único anciano que queda. Los demás seres de la tierra han alcanzado la inmortalidad gracias a avances científicos. El Sr. Nadie cuenta la historia de su vida, pero no con su voz sino con su voz de niño. Aquí tengo que hacer un aparte porque en este momento me quedé pillado ya que el niño comienza a contar su vida en el cielo que hay antes de nacer, muy parecido a mi historia, pero no digo nada porque es realmente bonito, me encantó.



El niño nos cuenta que eligió a sus padres y que fue muy feliz hasta que un día pilló a su madre poniéndole los cuernos a su padre. En su clase había tres niñas, una de ellas Anna es la hija del querido de la madre y las otras dos se convertirán en algo especial para él.



La madre se va y en la estación le dicen que debe elegir y a partir de este momento la película se convierte en una especie de «Elige tu propia aventura» relacionado con el crío, nos cuenta lo que le pasaría si hubiese elegido a su madre, si hubiese elegido a su padre, si hubiese elegido a su madre y a una de las chicas, si hubiese elegido a su padre y a una de las chicas, si hubiese elegido a  su padre y a otra de las chicas si hubiese elegido ir por aquí en vez de por allá. Todo ello sin orden, pero de una manera realmente bonita. Las tres chicas en cuestión son Anna (Dianne Kruger), con la que su vida es plena en cualquier situación.


Elise (Sarah Polley), con la que vive una vida atormentada en cualquier elección.



Y Jean (Linh Dan Pham), por la que no siente nada.





Poco a poco le va llegando la hora a Nemo Nobody y llegará un final Shyamaleño.

La verdad es que me ha gustado mucho. Es una película de amores bastante especial y con mucha ciencia.

Los actores lo hacen muy bien todos.

Los efectos especiales y de maquillaje están muy currados, los de maquillaje más que en la de «El atlas».

El doblaje es muy bueno. El único punto malo lo puse al principio, dejar Nobody en lugar de Nadie.

La banda sonora es una parte muy importante de la película. En su mayorÍa son canciones clásicas, pero de todas las épocas. Podemos encontrar a Fauré, a Buddy Holly, a Bach, a Pat Ballad. Aunque hay temas compuestos por Pierre van Dormael específicamente para la película.





NOTA 8,01291612 DE 10


Si queréis una tarde romántica, algo especial, poneos esta y la de El atlas de las nubes.

Comentarios