Expediente Warren (2013)



Expediente Warren es una película estadounidense de terror dirigida por James Wan.



Antes de nada una pequeña cosilla sobre el título. El original es «The conjuring» que en Hispanoamérica se ha traducido con un falso amigo: «El conjuro». Ese falso amigo ha sido usado también aquí en España por gente como Íker Jiménez. Ninguno de los significados de conjuring es conjuro, lo titularon así por un juego de palmas, que debe ser muy popular en EE.UU., al que juega la familia al principio de la película. Incluso hay un guiño a las palmadas en una de las canciones que suenan.



El caso auténtico de la familia Perron es realmente alucinante, os dejo aquí el enlace con el vídeo que realizaron en Cuarto milenio sobre lo que pasó, ya que aunque la película está inspirada en lo que sucedió faltan muchas cosas y hay otras, como el exorcismo final, que me da a mí que no sucedieron pero que son muy cinematográficas y pusieron para asustarnos. Picando aquí escucharéis un programa sobre casas encantadas. 

Os pongo dos fotos, la primera es de los auténticos Warren y en la segunda veremos a las chicas que interpretan a las niñas Perron y a las «niñas» Perron en la actualidad.







A la película.

Comienza con la pareja Warren, Lorraine (Vera Farmiga) y Ed (Patrick Wilson), unos famosos espiritistas y demonólogos contando la historia que les hizo famosos, la de la muñeca Anabelle. Después vemos como la familia Perron toma posesión de su nueva casa. La familia está compuesta por: Carolyn (Lili Taylor) y Roger (Ron Livingston), los padres, y sus cinco preciosas hijas; Andrea (Shanley Caswell), April (Kyla Deaver), Christine (Joey King), Cindy (Mackenzie Foy) y Nancy (Hayley McFarland).


Pronto van sucediendo cosas, la hija pequeña encuentra un juguete y a través de él comienza amistad con el fantasma de un niño. Otra de las hijas es sonámbula y por las noches es guiada por algún espíritu. Se escuchan golpes, se caen fotos de las paredes e incluso se suceden agresiones a las niñas.


Los padres tardan en darse cuenta de lo que sucede. Tiempo después los Warren dan una charla cerca del lugar en el que viven los Perron y Carolyn consigue que la famosa pareja vaya a su casa. Lorraine Warren se dará cuenta en seguida que no les están engañando y se ponen a investigar.





La familia sufre una brutal agresión en presencia de los investigadores y estos les dicen que se vayan hasta que consigan que la Iglesia Católica mande un exorcista. Pero no llegará a tiempo ya que esa misma noche Carolyn coge a dos de sus hijas y vuelve a la casa. Es entonces cuando se produce el exorcismo que me da a mí que no se produjo de esa manera.


La película acaba como tiene que acabar, y como creo que terminó en la vida real, bien.

Hacía mucho, mucho tiempo, que no me asustaba con una película. No digo que estés todo el rato acojonado si no que cuando asusta lo hace bien. Es la película ideal para ver con la novia, o con el novio si es muy asustadizo. Cuando la estrenaron en los cines fueron mis padres a verla y a la vuelta pregunté a mi madre que qué tal estaba y me contestó: «Acojonadita estoy» :).

Los actores lo hacen todos muy bien.

El doblaje es realmente bueno. Se agradece que las voces de las niñas estén dobladas por niñas y no por gente mayor tratando de hacer voz de crío.

Joseph Bishara se encarga de la banda sonora y está realmente bien.

NOTA 7,82941526 DE 10

Repito que desde hace mucho tiempo que no veía una película que me asustase y que es una buena película para ver con la novia.


Comentarios