¡Ujum! (52)



-Cariño, ya llegué de trabajar. Pásame a la niña.
-Espérate a que llore.
-A que llore, ¿por qué?
-Porque no la encuentro.
-¡Ujum!

Comentarios