Bruce Broughton

Sobre la vida y obra del señor Broughton, podréis enteraros, más o menos porque desgraciadamente está en inglés, picando aquí.

Como casi todos los compositores useños comenzó su carrera en la televisión poniendo música a series como La conquista del oeste y Azules y grises.




Se pasa al cine en 1983 con The prodigal, no hay nada de esa película pero sí de la siguiente más o menos conocida, una comedia de ciencia ficción titulada Guerreros del espacio.


Un par de años más tarde es nominado al Óscar por Silverado.


Y ese mismo año realiza la primera de sus colaboraciones con el señor Spielberg para la fantástica película El secreto de la pirámide, de la que pondré dos temas porque me encanta.

En el 86 nos deja la banda sonora de Más allá de la realidad, una película curiosilla.


Del 87 son Una pandilla alucinante y Bigfoot y los Henderson, cuyo tema principal parece del mismo Mozart.

Del 88 es la banda sonora de la película The rescue y del corto de Michael Jackson titulado Moonwalker.



Del 89 es Jacknife y del 90 Testigo accidental

En 1992 vuelve a componer otro pedazo de banda sonora para la película Permanezcan en sintonía, la muestra al final de ese enlace.



En el 93 compone para la comedia Conserje a su medida. y vuelve al oeste componiendo para Tombstone: la leyenda de Wyatt Earp.


En el 94 pone música a una historia de Papá Noel, Milagro en la ciudad y en el 96 ayuda en la única película dirigida por Mathew Broderick titulada Infinity.





En el 98 se pierde en el espacio con la familia Robinson.

Y ese mismo año vuelve a sus origenes, componiendo sobre todo para películas de televisión, aunque de vez en cuando hace algo para cine, como Bambi 2.



Este año había sido nominado a los Óscar nuevamente, pero esta vez por la mejor canción original, el caso es que metió la pata, sin mala intención, y le han sacado fuera. La canción titulada como la película Alone yet not alone  está cantada por Joni Eareckson Tada, una cantante cuadripléjica.


Espero que os haya gustado este breve repaso a un compositor ochenteño, al menos para mí, además quitando aquella época son poco conocidas sus composiciones y muy difíciles de encontrar. Pero le estaré sumamente agradecido siempre por El secreto de la pirámide.
  



¡¡¡GRACIAS MAESTRO!!!

Comentarios