La historia interminable (1984)



La historia interminable es una película de aventuras realizada en Alemania del Oeste dirigida por Wolfgang Petersen y está basada en el libro del mismo título escrito por Michael Ende.



Este año se cumple el trigésimo aniversario del estreno de la película.


Comienzo diciendo que el libro no me lo leí hasta bastante tiempo después de ver la película, casi dos décadas después, y que os recomiendo su lectura tanto si os gustó la película como si no. Tampoco fui a ver la película al cine, y mira que me daba rabia porque los compañeros del colegio sí que iban a verla y al día siguiente contaban lo bien que estaba, la vi cuando salió en vídeo. 

Unas cuantas curiosidades sobre la película:

Fue la película más cara rodada en la Alemania libre, 27 millones de dólares. A Michael Ende no le gustó nada y ordenó que se quitará su nombre de los créditos iniciales, aunque se mantuvo en los finales. El chaval que hace de Atreyu sufrió bastantes accidentes durante el rodaje, también fue el responsable de que su personaje no fuese verde como en la novela ya que dijo que no era creíble una persona de ese color. El colgante del Auryn se lo quedó Steven Spielberg. En la primera escena en la Torre de marfil se puede ver, a la derecha, a ET, C3PO, Mickey Mouse, Chewbacca y un par de Ewook.



Contó con dos versiones, al igual que pasó con esta otra película, una para los EE.UU., que fue la que nos llegó a España y otra para Alemania. Aquí podréis ver las diferencias.

A la película.

Comienza presentándonos a Bastian (Barret Oliver), un chico triste por la muerte de su madre al que le gusta mucho leer. De camino al colegio es perseguido por un grupo de matones que le tiran a un contenedor de basura y no contentos con eso esperan a que salga para volver a perseguirle. Bastian se esconde en la librería del señor Coreander (Thomas Hill).



Al señor Coreander en un principio no le gusta el chico, pero al enterarse que Bastian es un lector empedernido le tiene una pequeña trampa, le pone la miel en los labios mostrándole un libro misterioso. El chico se lo roba y sale «escopetao» de la librería. Al llegar a clase y ver que ya es tarde decide ir al desván y ponerse a leer el libro. Conocemos a varios personajes que se dirigen a la Torre de Marfil, hogar de la emperatriz infantil (Tami Stronach). Al llegar se enteran que está enferma y solamente una persona en todo Fantasía puede salvarla, su nombre: Atreyu. La sorpresa es mayúscula al ver que quien se presenta es un crío (Noah Hathaway) y no un adulto.



Atreyu marcha a realizar la misión encomendada y llega hasta el pantano de la tristeza, donde pierde a su caballo Artax y encuentra a la vieja Morla, que le dice que debe ir al oráculo del sur para preguntar cómo salvar a la emperatriz.



Mientras Bastian sigue leyendo el libro en el desván, a pesar de que la escuela se cierra, Atreyu camina desesperanzado por el pantano. Cuando ya está a punto de rendirse alguien o algo le salva. Nuestro protagonista despierta en el regazo de Fúyur (Francisco Garriga), un dragón de la buena suerte.



Atreyu continúa con su misión y pregunta al oráculo como salvar su misión, le responde que debe ir a los límites de Fantasía. El chaval se pone en marcha nuevamente, esta ver acompañado de Fúyur, pero no consigue encontrar los límites y Fantasía se descompone. Atreyu llega a la Torre de marfil y habla con la emperatriz, que le cuenta que aunque él era el protagonista de la aventura, quien de verdad puede salvar Fantasía es Bastian. Lo único que debe hacer es darla un nombre. Bastian no se cree lo que lee,  pero al final acaba dándole uno: Hija de la luna.



Bastian aparece ante la emperatriz y ella le dice que para recuperar sus dominios él debe pedir cosas. Lo primero que pide es ir a lomos de Fúyur y asustar a los matones.



Y colorín colorado esta historia, extrañamente, se ha acabado.

Es un peliculón. Puede que el señor Ende se enfadase por no ver reflejado todo lo que puso en el libro en esta película, pero la verdad es que, para mí, recoge muy bien el espíritu de su historia. Además en aquella época no se llevaba lo de hacer trilogías, como ahora.

Los actores lo hacen bastante bien, aunque el que hace de Atreyu hay ratos que no me gusta mucho.

Los efectos especiales son de lo mejor. Nada de CGI, todo son muñecos. Para manejarlos se necesitaban hasta 15 personas. Fúyur medía 13 metros, tenía 6.000 escamas y el cuerpo cubierto de plumas, su cabeza medía un metro y la lengua se movía. En Baviera hay un museo de cine y en su interior se encuentran las maquetas e incluso puedes darte un paseo a lomos de Fúyur.

El doblaje es espectacular.

El guion corrió a cargo del propio director y de Herman Weigel.

De la banda sonora se encargó Klaus Doldinger aunque para la versión useña contrataron a Giorgio Moroder, que además compuso el famoso tema cantado por Limahil. He estado buscando las distintas versiones y la verdad es que me ha costado porque todo me sonaba a la versión que se estrenó aquí en España. Solo he encontrado el tema de la torre de marfil en las diferentes versiones, vosotros veréis cuál os gusta más.


Doldinger


Moroder


NOTA 10 DE 10

La película contó con dos continuaciones, a cual peor, con una serie de dibujos animados regularcilla y otra de carne y hueso de la que mejor no hablar. 

Todos aquellos que seáis padres, o tíos, deberías poner esta película a las nuevas generaciones para que pasen un buen rato.

Se ha hablado mucho de hacer una nueva adaptación de la novela, incluso hay grupos de admiradores (de la película, todo hay que decirlo) que se han dedicado a hacer nuevos diseños de los personajes. La verdad es que creo que se podría hacer una estupenda trilogía, si se hiciese con la misma calidad que Peter Jackson realizó las suyas.


Comentarios