Commando (1985)



Commando es una película useña de acción dirigida por Mark L. Lester.


No hay tráiler en español.

Mediaban los 80 y el guionista Jeph Loeb escribió una historia para su admirado Genne Simmons, líder de Kiss, el cantante pasó y pensaron en Nick Nolte, pero la casualidad hizo que Arnold consiguiera el papel. 

Esta es la que muchos consideran la película de Arnold por excelencia. Mucha acción, humor, situaciones chorras. Es considerada, también, una de las películas más violentas. En menos de un minuto Arnold usa una ametralladora, una hacha, una horca, una sierra y un machete para acabar con sus enemigos.

Como por entonces no había especialistas del tamaño de Arnold, le tocó hacer a él todas las escenas de acción. La más dificultosa fue la de saltar de un avión a más de 100 km/h.

Es también la película con más cantidad de «frases chulas», o de chulos, de aquella época. 

Comienza esta bonita historia presentándonos a un misterioso personaje llamado Cooke (Bill Duke), que se carga a tres personas. Con una de ellas, un vendedor de coche, mantiene un diálogo con frase chula: «-¿Sabe lo que más me gusta? -¿El qué? - ¡El precio!» y pasa por encima de él.



Acto seguido conocemos a nuestro protagonista John Matrix (Arnold Schwarzenegger) y a su preciosa hija Jenny (Alyssa Milano), que viven plácidamente en lo alto de una montaña. 



Pero poco dura esa paz ya que un antiguo superior de John viene para advertirle de que se están cargando a su antigua unidad. Le deja un par de soldados para que le protejan, pero... Según se va el superior son atacados y los malos secuestran a Jenny. Aquí John mantiene otro diálogo con frase chula, o de chulo. El malo le dice: «Si quiere recuperar a su hija tendrá que cooperar, ¿no?» y John le contesta «¡NO!» y le pega un tiro.

John persigue a los raptores, pero es atrapado. Al despertar descubre que un antiguo compañero, Bennett (Vernon Wells), al que creía muerto está entre los malos y trabaja para Arius (Dan Hedaya), un ex dictadorzuelo que quiere recuperar su puesto y obliga a John a derrocar al presidente a cambio de la vida de su hija.

John es acompañado al aeropuerto por dos sicarios, uno sube con él al avión y el otro avisa de que están de camino. Pero, como habréis supuesto, Arnold se carga al sicario que va con él, tras hacerlo le dice a la azafata «Hágame un favor. No moleste a mi amigo. Está muerto de cansancio». Salta del avión en marcha y va tras el otro sicario, para sacarle información. Se cruza en su camino la pobre Cindy (Rae Dawn Chong), una azafata a la que ha plantado su novio, o algo así. Siguen al malo (David Patrick Kelly) y tras un desafortunado incidente, ya que ella como es lógico denunciará a John a la policía, dan con él. Otro diálogo chulo se produce: «-¿Te acuerdas que prometí matarte el último? -¡Es verdad, lo prometiste! -¡Te engañé!» y vemos como un muñeco, el malo supuestamente, cae por un barranco.



Cindy, que ahora cree a nuestro héroe a pies juntillas, y John descubren que los malos han estado yendo y viniendo de una isla y, como tontos no son, averiguan que es allí donde tienen a la cría. Antes de ir allí John decide ir a comprar, eufemismo para decir que decide ir a robar a una tienda de armas. Pasan dos cosas curiosas, la primera es que justo al lado de la tienda hay una excavadora que John usa para tirar la pared y la segunda es que según están sacando las armas llega la policía pero no ven a la chica y detienen al prota. Pero Cindy rescata a su nuevo amigo con un lanza cohetes.



La nueva pareja coge un hidroavión y se va para la isla. El hidroavión ameriza lejos y Arnold va remando en bañador, no sé por qué, hasta la playa y es allí donde se viste y se arma. En cuanto John entra en la mansión se arma la de Dios es Cristo y no queda ni el apuntador, como habréis supuesto. Jenny, que es lista como el padre, logra huir y es perseguida por Bennett, pero John da con ellos y se produce la consabida pelea. Ganando, como es lógico, el bueno. «Suelta un poco de vapor, Bennett» dice John tras atravesar a su rival con un tubo. El ejército llega tarde, pero llega, y John decide que lo deja todo para estar con su hija y, quien sabe, su nueva pareja y se marchan con música de fondo del grupo Power Station.



Tendrá cien mil siete fallos, pero es una película entretenida. Arnold es aquí un héroe, héroe. Disparan con un lanza cohetes la grillera en que va y sale tan campante. Salta de un avión en marcha y como si nada. De cosas así haría burla su tercera mejor película, para mí, El último gran héroe

Los actores están bien en sus papeles.

Las escenas de acción son muy buenas. Arnold estuvo entrenando tan duro y tan bien que quien lo hizo dijo que debería tener un cinturón negro de segundo grado. 

El doblaje está muy bien. 

De la banda sonora se encarga James Horner y aunque está bien trampea un poco ya que usa temas de otras películas suyas de aquella época. Os dejo con un tema que llevo en el móvil y que pongo cuando voy en el coche y me imagino que voy persiguiendo a alguien, para no aburrirme.




NOTA 7,2579121226 DE 10

La película fue todo un éxito. Costó 10 millones de dólares y recaudó casi 60, así que la Fox decidió hacer una secuela pero Arnold estaba involucrado en otras cosas y no pudo hacerla. Esa segunda parte acabó siendo esta otra película

Se crearon una serie de muñecos, para tratar de competir con los G.I. JOE, y demás cosas de mercadería. Son caros de narices.

Se hizo una versión rusa titulada Den´d y otra india titulada Commando igual, pero adaptadas a las peculiaridades de esos países. Y llevan varios años mareando la perdiz para hacer una nueva versión en los EE.UU.

Si no la habéis visto, ya estáis tardando. Yo me quedo aquí, esperando que estrenen su última película, Sabotaje, aunque me da a mí que no la estrenarán por estos lares... o irá directa a DVD (pronúnciese Deuvede y no dividí).


Comentarios