Godzilla (2014)



Godzilla (2014) es una película de aventuras realizada en coproducción entre Estados Unidos y Japón y dirigida por Gareth Edwards


Sobre el personaje podéis averiguar todo lo que queráis gracias a San Google, solo diré que su primera aparición fue en 1954 en la película «Japón bajo el terror del monstruo» y que contó con varias secuelas, en las secuelas el monstruo pasaba de ser malo a ser un héroe enfrentándose a otros monstruos. La que más recuerdo es «El hijo de Godzilla» que la vi de pequeñín.


En 1998 se hizo una nueva versión de la película en los EE.UU. que tuvo bastante éxito. Si después de la primera peli japonesa, Godzilla se dedicó a luchar con monstruos el paso lógico en la conversión estadounidense es ese: Godzilla ya estuvo solo, ahora le toca luchar con monstruos.


Un poco de miedo tenía porque el director de esta es el mismo de ese gran truñazo que es Monsters, pero puedo decir que con esta le he perdonado por poco el mal rato que me hizo pasar con la otra.




Comienza la película con imágenes antiguas en las que se ve detonar una bomba nuclear y se percibe que hay algo raro en las aguas. Después pasamos al año 1999 en las islas Filipinas donde han descubierto en una cueva unos extraños huesos y un extraño huevo. También han visto que algo raro ha salido de esa cueva. Pasamos a Japón. El jefe de una central nuclear, Joe Brody (Bryan Cranston), descubre unas anomalías y teme que pueda pasar algo raro. Y sucede.




Pasan más años y Ford (Aaron Taylor-Johnson), el hijo de Joe, es un teniente que vuelve de la guerra para estar con su mujer, Elle (Elizabeth Olsen, guapísima), e hijo. Todo parece ir bien, pero el teniente recibe una llamada del Japón avisándole que han arrestado a su padre. Así que, como buen hijo va a Japón a sacarle de la trena. Joe convence a su hijo para ir a la zona en la que sucedió el desastre en 1999 y allí descubren algo que les dejará atónitos. Un extraño ser al que los que le vigilan llaman MUTO.




Padre e hijo son detenidos y conocen al doctor Serizawa (Ken Watanawe). El monstruo surge del huevo y arma una buena, se escapa para buscar algo que contenga energía nuclear. Me hizo gracia cuando aparece este monstruo escuchar a los adolescentes que tenía alrededor decir, hala como mola Godzilla. Pobrecillos, aún les faltaba para verle.



El caso es que Ford vuelve a casa camino de Hawái y allí sufre un retraso por culpa de los monstruos.  Ya que Godzilla aparece, los adolescentes de antes se quedaron flipados cuando le vieron y alguien les dijo: este sí que es Godzilla, y se pone a luchar contra el MUTO. El doctor Serizawa descubre que el MUTO ha estado «hablando» con otro de su especie que tienen guardado en un silo secreto en territorio useño, el nuevo monstruo mide cien metros... ¿En serio nadie en el silo súper secreto se dio una vuelta para ver si pasaba algo en más de 15 años? Porque un monstruo de cien metros creo yo que se vería.



Los monstruos se dirigen a San Francisco y los militares deciden acabar con ellos mediante una bomba atómica. El doctor Serizawa no está de acuerdo, cree que Godzilla es bueno y puede acabar con los otros dos. Y, al final tiene razón. Godzilla acaba con los MUTOS. Ford encuentra a su familia y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Dos horitas dura y se pasan rápidas. El principio es lo que menos me ha gustado, han tratado de meter muchas cosas y lo han hecho un poco estúpido. Ha habido un par de escenas que me han recordado a la anterior película del director. Tiene un par de escenas chulas, como la del salto y cuando Godzilla y Ford se «conocen».

Los guionistas, Max Borenstein y Dave Callahan, han hecho un trabajo correcto.

El trabajo actoral es bastante bueno.

Los efectos especiales son una maravilla. 

El doblaje es una gozada. Para poner la voz a los actores japones han empleado a actores de doblaje japoneses y lo hacen muy bien.

De la música se encarga Alexandre Desplat y ha hecho un muy buen trabajo. Aunque en el tema principal he recordado algo de una película, de vaqueros creo, pero no caigo en cual. Algo que me ha gustado es que hayan mantenido el Kiriem del Requiem de Ligeti en la escena del salto. Os dejo el tema principal.




NOTA 6,548121226 DE 10

Hay películas por las que merece pagar la entrada, y esta es una de ellas. Aunque solo sea por las escenas de acción.

Comentarios