El cosmonauta (2013)



El cosmonauta es una película de arte y ensayo española, creo, escrita y dirigida por Nicolás Alcalá y basada en el relato Poética para cosmonautas de Henry Pierrot.


Solo he encontrado el tráiler en inglés. No hay tráiler en español a pesar de ser española, creo, así que os dejo con un resumen de otra película española con un título parecido, pero que le da cien mil vueltas a esta. 



Pongo lo de creo porque en IMDB, la biblia del cine, pone que es una película realizada en coproducción entre España, Lituania y Rusia y porque para hacerla hicieron una suscripción popular. Por lo que he leído también hemos sido productores forzosos de la misma, no sé en qué cuantía porque la página del Ministerio de Cultura no va bien. El caso es que entre subvenciones, aportaciones y demás consiguieron cerca de 860.000 euros para realizarla, no está nada mal.

Dos curiosidades; el título aparece a los 15 minutos y los créditos finales duran ¡¡¡24 minutos!!!

Hace un tiempo leí sobre los hermanos Judica Cordiglia, una historia de la que sacó algo para esta película el guionista y director. 

Un cosmonauta ruso regresa a la Tierra tras una misión secreta en la luna. Al aterrizar y abrirse la puerta de la nave él se encuentra un planeta desierto y los que abren la puerta una nave vacía.

Este resumen llama la atención, ¿verdad? Siento haberos engañado.

A la película.

Comienza con uno de los hermanos Judica Cordiglia (Tommaso De Santis), contándonos lo que les sucedió a él y a su hermano y aportándonos algunos datos sobre la época. No volvemos a saber de él el resto de la película. Curiosamente es una secuencia que me ha gustado.



Los rusos llevaban la ventaja en la carrera espacial, pero todo se fue al garete al llegar los useños a la luna. Por eso deciden mandar una misión en secreto a nuestro satélite en el año 1975. Después conocemos al cosmonauta Stas (Leon Ockenden) que deja una placa recordatorio en la luna y se dispone a volver a la Tierra.



Aquí le esperan Yulia (Katrine De Candole) y Andrei (Max Wrottesley). Los tres son amigos y residentes en Space City (Rusia). Hay una especie de triángulo amoroso, creo.



El resto de la película son secuencias retrospectivas en los que nos cuentan lo bien que se llevan. Como a Andrei se le fastidia lo de ir al espacio y propone a su amigo Stas. Como vuelve Stas a la Tierra, como recorre la zona y llega a Space City, como parece que Yulia le siente...



Y así se desarrolla, lentamente, con escenas bonitas, mucha voz en off, música fascinante... hasta que llegan los 24 minutos de créditos finales en los que entre otras cosas se dan las gracias a las cerca de 5.000 personas que aportaron su granito de arena para la realización.

Es una extraña película de ciencia ficción que podía haber dado muchísimo más de sí si en lugar de tirar por la rama arte y ensayo hubiese ido por la rama entretenimiento.

Los actores no lo hacen mal.

Los efectos especiales son curiosillos.

El doblaje es... curiosillo también.

En la banda sonora hay canciones de Joan Valent y Carlos Toronado y acompañan muy bien a la película. Creo que hay alguna canción cantada en inglés, curioso siendo una película española ambientada en la Unión Soviética. En los títulos de crédito finales hay una canción rusa que me ha gustado mucho, Ballada o devushke (Balada sobre una chica), con la que os dejo.





NOTA 5,1999120631 DE 10

Ni fu ni fa. Al ser de arte y ensayo es una película lenta, lenta, lenta, que no gustará a todo el mundo. 

No sé si llegó a estrenarse en cine, sí que salió en DVD y se podía ver por internet, pero no sé si llegó a la pantalla grande.


Comentarios