Regresión (2015)


Regresión es una película hispano useño canadiense de suspense escrita y dirigida por Alejandro Amenábar.


Cuando se estrenó Tesis intenté convencer a mis amigos para ir a verla, no estuvieron muy por la labor, me pasaba muy a menudo, así que fui solo al cine, me pasaba muy a menudo, en la sala eramos poquitos, pero la película cogió fama y al final mis amigos acabaron yendo a verla, pasaba muy a menudo también.

Desde esa película Amenabar ha tenido una trayectoria irregular, dirigió Abre los ojos, que contó con una versión estadounidense protagonizada por Tom Cruise, Los otros, una película de suspense que lo petó, y luego se pasó al activismo con películas como Mar adentro y Ágora, que sufrió un gran palo ya que la cristianofobia que exhibía y los errores históricos (1, 2, 3, 4...) le supusieron un mal estreno en otros países, eso motivó que Amenabar cobardemente dijera que no era una película anticristiana que era contra todos los fanatismos.

En Regresión el director vuelve al suspense y a la cristianofobía, sí, aunque trata sobre sectas satánicas adivinad qué... Los malos, los intransigentes, son los cristianos.



La película nos lleva a un pueblecito useño a principios de los 90. John Gray (David Dencik), entra en la comisaría y es interrogado por el detective Bruce Kenner (Ethan Hawke). A John, alcohólico, le ha acusado su hija de abusar de ella, aunque él no recuerda haberlo hecho dice que será verdad porque su hija nunca miente. La policía llama al profesor Raines (David Thewlis), un psicólogo que decide hacerle una regresión para ver si descubre algo.



Angela (Emma Watson) la hija, menor de edad, huyó a la iglesia del pueblo y desde allí escribió una carta contando lo que presuntamente había hecho su padre. El detective va a investigar a casa de la familia. Hablan con Rose (Dale Dickey), la abuela, que les cuenta que Roy (Devon Bostick), el hermano mayor, huyó de la casa. El detective y el psicólogo realizan regresiones a todos los miembros de la familia  y descubren que hay una misteriosa secta satánica rondando por allí.



Poco a poco, gracias a las noticias que salen, en el pueblo cunde la paranoia, todo el mundo, incluidos los policías, ve satanistas por todos lados. La pareja investigadora va a buscar al hijo mayor, y descubre que se marchó por ser homosexual y encontrarse con la intransigencia cristiana. 



Todo va empeorando hasta que al final nuestro protagonista decide usar la cabeza y no hacer caso ni a los cristianos ni al psicólogo, que quiere hacerse famoso gracias a sus regresiones, y descubre la verdad y, colorín colorado, esta historia se ha acabado.

Se supone que está inspirada en hechos reales, no lo negaré, pero según la veía me venían a la cabeza estas películas: El crisol, SevenEl secreto de la pirámide y La semilla del diablo


A nada que hayas visto algo de cine o televisión ya sabes cómo va a acabar.

Los actores están bien todos, aunque la que menos me gustó, actuando, fue Emma Watson. Una curiosidad, el actor que interpreta al psicólogo tiene prohibido entrar en China por culpa de su personaje en Siete años en el Tibet.

El doblaje es buenísimo. 

Roque Baños ha compuesto una banda sonora muy buena, la película gana puntos con ella. No hay ninguna muestra así que os dejo con un tema de la de Alatriste.




NOTA 5,0002912122608 DE 10


La película... ni fu ni fa, es la típica para las tardes de los fines de semana de Telecinco, una de las productoras. Tiene un desarrollo lento, con momentos aburridos. No esperéis sustos, no los hay. 

Como productor forzoso no estoy muy contento con ella. 

Pensaréis que es por el tufazo anticristiano que tiene, pero no, hay series de ese tipo como «Ley y orden» o «Los Simpson» (en esta cada vez que sale un católico es una persona retrograda, intransigente...), pero, aunque quede como un idiota, las veo porque a veces entretienen.

La cadena CINESA ha recibido quejas al cobrar un euro más a quienes cojan la entrada sin su tarjera. 

Comentarios