El guerrero rojo (1985)


El guerrero rojo es una coproducción useño holandesa de aventuras dirigida por Richard Fleischer.



Aunque mucha gente cree que Sonja, la roja fue un personaje salido de la privilegiada mente de Robert E. Howard para acompañar a Conan no es así. Howard escribió un relato titulado «La sombra del buitre», ambientado en el sitio de Viena de 1529 en el que una de sus protagonistas se llamada Red Sonya de Rogatino. 

En los setenta, en una de las historietas de Kull, Roy Thomas creó a una mujer guerrera a la que, para homenajear a Howard, puso el nombre de Red Sonja, con J. Tuvo tanto éxito que enseguida tuvo colección propia.


Así que el señor De Laurentiis aprovechando que las películas de bárbaros estaban de moda se hizo con los derechos de la guerrera y quiso hacer una película con ella y Conan, pero la segunda parte del guerrero cimerio no fue tan bien como pensó y la producción de esta tuvo algún que otro problema. 

Para empezar Arnold se mosqueó porque le habían dicho que su papel sería un breve cameo y al final acabó rodando cuatro semanas y siendo coprotagonista. Tuvieron que cambiarle el nombre al personaje ya que no podía ser Conan por problemas legales, así que le pusieron Kalidor. 



Un año tardaron en dar con la persona ideal para el personaje. Tantearon a Sigourney Weaver, Laurene Landon, Eileen Davidson y Shandahl Bergman, que prefirió interpretar a la mala. Al final encontraron a Brigitte Nielsen.



Los guionistas se «inspiraron» a la hora de escribir el guión en la película Ana Caulder. Contó con un presupuesto cercano a los 18 millones de dólares que se recuperaron por los pelos a nivel mundial. Es una película poco apreciada por Arnold, comentó que si alguna vez  sus hijos se portaban mal les amenazaba con ponérsela diez veces seguidas y cambiaban su comportamiento. Maria Shriver, novia suya por aquel entonces, dijo que si esta película no arruinaba su carrera, nada lo haría. Yo dije lo mismo al ver esta otra

Comienza mostrándonos como las gentes de la Reina Guedren (Shandahl Bergman) atacan un poblado y matan a todos sus habitantes ya que Sonja se resiste a ser su amante.



Una especie de hada llama a Sonja y la da una espada mientras la dice que acabará vengándose. Después vemos a Kalidor (Arnold) cabalgando. Pasamos a un curioso convento en el que están a punto de ocultar de la luz del sol un talismán mágico, la malvada reina Guedren y sus gentes se hacen con el talismán y acaban con casi todas las chicas menos con una, que resulta ser la hermana de Sonja y que es encontrada por Kalidor.



Kalidor encuentra a Sonja en una escuela de esgrima y la cuenta lo que ha pasado. Juntos van en busca del talismán. Por el camino se encuentran conTarn (Ernie Reyes Jr.), niño príncipe malcriado del reino de Harblock, y con su sirviente «sanchopancesco» llamado Falkon (Paul L. Smith).



Los cuatro continuarán camino juntos y vivirán aventuras hasta encontrar a la reina Guedren y Sonja de cumplida venganza.



Los actores lo hacen bien.

El doblaje es curiosillo.

Giuseppe Rotunno realiza un trabajo excelente en la fotografía, siempre me ha gustado el comienzo de esta película por su fotografía y su música.

De la música se encarga Ennio Morricone y es superior. 




NOTA 6,28141471 DE 10


No es Conan, ni el bárbaro, ni el destructor. Y ese es el problema, mucha gente piensa que esta es la tercera parte de las aventuras del cimerio y al compararlas acaba diciendo que es una m... y para mí no lo es. Es una película de aventuras normalilla, ochenteña. No aburre en ningún momento. La mala fama, para mí, no está justificada. Merece un nuevo visionado, pero teniendo en cuenta que es una simple película de aventuras para toda la familia.

Se habló hace unos años de una nueva versión protagonizada por Rose McGowan, pero por ahora nada.




Comentarios