Los gemelos golpean dos veces (1988)


Los gemelos golpean dos veces es una comedia useña dirigida por Ivan Reitman.


Arnold estaba un tanto cansado de hacer películas de acción y quería una comedia, ya había salido en dos (1, 2). En un almuerzo con DeVito, Reitman y sus agentes firmaron en una servilleta un acuerdo para hacer una comedia, DeVito la tiene enmarcada. Tiempo después reunieron a los dos actores y les dieron a elegir entre dos guiones, el de esta película y el de Suburban commando. Fueron listos y eligieron el de esta.

Comenzó con un problemilla, el presupuesto era de 15 millones y el salario de director y actores pasaba esa cantidad, así que llegaron a un acuerdo: cobrarían un tanto por ciento de los beneficios. Arnold se llevó un 20%, el éxito tras su estreno consiguió que con esta película ganase más dinero que con todas las de Terminator. Recaudó más de 215 millones a nivel mundial.

El rodaje debió ser muy divertido. DeVito cocinaba para todos. No usaron especialistas en muchas escenas: es DeVito quien atraviesa el cristal en cierta escena y Arnold el que conduce el coche a dos ruedas en la del aparcamiento, la cara de sorpresa que tiene es real. El día en que se rodó la escena de Arnold en el avión apareció Clint Eastwood, que le dijo: «No sabía que tenías tanto talento». 

Se estrenó y, como ya he dicho, fue todo un éxito que hizo que durante una buena temporada a Arnold solo le llegaran guiones de comedia. 


Dos curiosidades: gracias a esta película dos gemelos encontraron a su padre, salía en una escena. En Azerbaiyán se estrenó con un título muy curioso: «Zombi 42: Dos veces muerto».

Comienza contándonos la historia de un experimento en que nacen dos niños, uno perfecto y otro no tanto. Al no tanto le dejan en un hospicio y al mayor le crían en una isla paradisíaca, dándole estudios, cariño... Pasan los años y Julius (Arnold), el niño criado en la isla, que ya no es tan niño, se entera que tiene un hermano gemelo en California y decide ir a buscarlo.


Conocemos a Vincent (Danny DeVito), que es un vividor caradura. Conocemos también a Linda (Chloe Webb), su novia más o menos formal, y a su hermana gemela Marnie (Kelly Preston). Sí, el guión dice que son gemelas, en cierta escena ella dice que lo es, pero siempre pensé que lo decía en plan coña.


Julius saca a su hermano de la cárcel y le cuenta toda la historia. En un principio Vincent no se lo cree y trata a Julius como un loco, pero le deja convivir con él porque le salva el pellejo. Julius descubre que Mary Ann Benedict, su madre, está viva aún y decide ir a buscarla. Vincent consigue un «trabajo», llevar un coche a cierta zona cerca a la que en teoría vive su madre. Pasaran por varias experiencias, Vincent besará y ... «yatúsabe» por primera vez.


Se llevarán un buen chasco al averiguar que su madre murió, el que peor lo lleva es Vincent que les abandona para acabar su «trabajo». Su vida corre peligro y su buen hermano volverá a salvarle. La vida les cambia y mejora al descubrir que su madre (Bonnie Bartlett) está viva.


Es una peliculón.

Tiene muchos errores de racord: Cuando están en el lavabo del bar hay una botella que aparece y desaparece. Cuando Julius conduce por primera vez se ve que están en una especie de descampado y de repente aparece en un bulevar, cuando intentan robar a Julius al principio aparecen y desaparecen personas... 

Los actores están muy bien todos.

El doblaje es muy bueno. 

De la música se encargan Georges Delerue y Randy Edelman. Tiene un tema interpretado por Little Richard.


NOTA 10 DE 10

Se está hablando desde hace unos años de una continuación, se titularía «Triplets» en inglés, en España no sé, y el tercero en discordia sería Eddie Murphy

Si no la habéis visto y queréis pasar un buen rato, aviso que no es una comedia del tipo «loquesea movie», esta película es una buena opción.


Comentarios