Alien raiders (2008)


Alien raiders es una película estadounidense de suspense dirigida por Ben Rock.

No hay tráiler en español.

No traducir títulos de película me parece una chorrada, pero así se estrenó esta, quizá pensaron que Invasores alienígenas (la traducción) no llamaría la atención.

Este es el primer, y único, largo del director, especializado en hacer cortos. Tras su estreno ganó algún que otro premio y, la verdad, merecido. El póster es un tanto engañoso. 

La película nos sitúa en un supermercado de un pueblecillo useño a la hora de cerrar. Conocemos a Benny (Jeffrey Licon), que es un currito que está enamorado de su compañera Whitney (Samantha Streets). Un grupo entra en el súper y cierra la puerta, cada poco se oye un disparo. 


No muestran mucha preocupación en mostrar sus rostros. Uno de ellos toca a la gente y algo raro se produce en algunos que echan a correr, siendo disparados sin piedad. Con lo que no contaba este grupo es con que un agente de policía se encuentra allí comprando. Se arma un pifostio en el que mueren el agente y el hombre que toca a las personas. Los asaltantes liberan a un grupo de personas, a las que ya habían sido tocados y se quedan dentro con el resto.


El grupo está liderado por Aaron (Carlos Bernard) y compuesto por Sterling (Courtney Ford, guapísima), Kane (Rockmond Dunbar) y Logan (Tom Kiesche). Descubrimos que son un grupo que busca gente infectada por alienígenas y que han llegado hasta allí llevados por su vidente, la persona que tocaba, que afirmaba que ahí se encontraba el rey. Realizan una prueba para averiguar quién de los que aún está ahí no es humano y se llevan sorpresas.


Mientras, en el exterior, la policía rodea el edificio. El jefe es Seth (Mathew St. Patrick), padrastro de Withney. Lo que parece un típico secuestro se va complicando al escucharse extraños gritos que hacen moverse todo. En el interior la cosa empeora y van cayendo uno a uno.


Es una muy buena película que no llega a la hora y media. Te mantiene en tensión todo el rato, no hay sustos.

Los actores lo hacen todos muy bien.

Los efectos de maquillaje son muy buenos.

El doblaje está muy bien.

De la música se encarga, acertadamente, Kays Al-Atrakchi. No hay nada de esta película, así que os dejo algo de otra.


NOTA 8,02102112 DE 10


Si queréis pasar un rato entretenido, esta es una buena opción.


Comentarios