Turbo Kid (2015)


Turbo Kid es una película de aventuras realizada en coproducción entre Nueva Zelanda y Canadá escrita y dirigida por François Simard, Anouk Whissell y Yoann-Karl Whissell.


Hace unos años escribí un relato a modo de homenaje, y burla, a las películas postapocalípticas de los ochenta. En el ponía que era el futuro, y el año era 1999, pasado para aquel entonces. El caso es que me he sorprendido al ver que estos tres canadienses tuvieron una idea similar con la que rodaron un corto titulado T es de Turbo. El corto funcionó bastante bien así que se pusieron manos a la obra para hacer un largo. Desde su estreno ha estado más tiempo en festivales que en los cines, ganando muchos premios. Creo que ha ido directa a DVD, al menos aquí en España así ha sido.


Comienza la película con una larga lista al estilo películas españolas en la que nos dicen todo el dinero público que ha recibido, en Canadá y Nueva Zelanda debe pasar como aquí. Luego una voz en off nos dice que estamos en 1997, en el futuro (recuerdo que se rodó en 2015) y que el mundo está hecho una m... Conocemos a El Chico (Munro Chambers), un adolescente que recorre el páramo con su bicicleta buscando cosas para poder cambiarlas por agua y tebeos de Turbo Rider, su súper héroe favorito. Tiene un casco que provocará la irá entre los intolerantes nazionalistas de las comunidades autónomas separatistas de España. En el mercado en que lo cambia conoce a Frederic (Aaron Jeffery), un personaje clavado a Indiana Jones que echa pulsos.


Conocemos entonces a los malos, Zeus (Michael Ironside) es su líder. Su mano derecha (Orpheé Ladouceur, bien guapa) sabe artes marciales y su mano izquierda (Edwin Wright) es una despiadada máquina de matar. El Chico conoce a Apple (Laurence Leboeuf, guapísima), una chica un tanto especial llena de energía que guarda una sorpresa, aunque desde el primer momento ya sabemos cuál va a ser. 



Zeus secuestra a Frederic y a Apple para hacerles luchar contra sus gladiadores. El Chico encontrará el avión perdido de Turbo Rider, se hará con su traje y su máquina de energía e ira a rescatar a Apple. Lo hará, pero Zeus les perseguirá tratando de acabar con ellos.



La película acabará con El Chico preparándose para recorrer el páramo con su bici.

¿Será este páramo el mismo de la saga Mad Max?

Es un peliculón, me ha encantado. Un homenaje genial a las películas postapocalípticas de los ochenta, las italianas y useñas. Ah, advierto, tiene mucha casquería.

Los actores lo hacen bien todos. El protagonista me ha recordado a Mark Hamill en La guerra de las galaxias, episodio IV: Una nueva esperanza. Así que, Disney, si estáis buscando a alguien para hacer de Luke de joven ahí le tenéis.

El doblaje es muy bueno.

De la banda sonora se encarga Le Matos, y está bastante bien. Muy de las películas de aquella época.






NOTA 7,79821240 DE 10

Si sois ochenteños esta película os encantará.

Comentarios