El bosque de los suicidios (2016)


El bosque de los suicidios es una película useña de suspense dirigida por Jason Zada



Estamos ante lo que parece ser un plagio de un cómic español titulado El bosque de los suicidas escrito por Juan Torres, otra película estrenada este año parece que también tiene algo en común con otra obra de este autor. Esperemos que se le reconozca algún tipo de mérito.

10 millones de dólares ha costado y ya los ha triplicado en taquilla a nivel mundial. Como no se puede rodar en ese bosque, se fueron al parque nacional de Tara, en Serbia, a hacerlo.

El bosque en el que transcurre la película, y el cómic, es un bosque real situado en Japón. Para saber algo más os dejo que os lo cuenten Íker Jiménez y su esposa Carmen Porter.

                   
La película nos cuenta la historia de Sara (Natalie Dormer) que se entera de que su hermana gemela Jess (ella misma) ha desaparecido en el dichoso bosque japonés y va a buscarla porque presiente que está viva.


Al llegar allí se entera que fue en una excursión con el colegio para el que trabajaba a ese bosque y después decidió ir sola. Así que como ella presiente que está viva se decide a ir allí sola a buscarla. 



Os dejo un vídeo de un par de españoles en tierras niponas.


Sara conoce a un periodista australiano llamado Aiden (Taylor Kinney), que promete ayudarla si puede publicar la historia. Ella acepta y al día siguiente entran en el bosque con un guía aborigen de nombre Michi (Yukiyoshi Ozawa) que le dice a nuestra protagonista que si ve cosas malas no las haga caso ya que las crea la mente. 



Encuentran la tienda de campaña de Jess y Sara decide quedarse. El australiano se queda para que no le pase nada malo, y seguir descubriendo cosas para la futura historia que escriba.



Sara tiene un móvil con una batería del copón que usa sin miedo a que se le gaste. Durante la noche nuestra protagonista tiene visiones que le hacen que desconfíe de su acompañante. 



Amanece y deciden dejar la tienda, aunque ella protesta un poco. Durante la caminata se pierden, como estos otros dos, y ella empieza a enloquecer con las cosas que ve.

Y hasta aquí puedo leer.

Es un poco truñín esta película, empieza bien, pero a medida que avanza recurre a tópicos mal llevados y a giros, hay uno, otro, otro, otro, otro, y al final no sabes dónde estás... Exactamente igual a si te perdieras en un bosque.

Los actores no lo hacen mal, aunque quizá Jess no me acabe de gustar. Sí, sé que es la misma actriz y que sale poco, pero hay algo que no me gusta en ese personaje.

El doblaje es muy bueno. Me gusta el detalle de que a los japoneses les hayan prestado su voz japoneses de aquí. 

De la música se encarga Bear McCreary y está muy bien... Menos el tema de los títulos de créditos finales, no me ha hecho mucha gracia.




NOTA 3,489912007 DE 10


Típica película de sobremesa para los fines de semana. No aporta nada nuevo, ni sustos tiene.


Comentarios