Algunos hombres buenos (1992)


Algunos hombres buenos es una película useña dirigida por Rob Reiner.



La historia de esta película está basada en un hecho real sucedido en Guantánamo a principios de los 80. Dio la casualidad de que la hermana del guionista Aaron Sorkin había sido enviada a Guantánamo para defender al soldado de primera David Cox y otros 9 soldados que casi matan a un compañero. El final de la historia real difiere mucho del de esta, en la real el soldado no muere, a Cox le graduaron con deshonor y apareció muerto días después. 

A Sorkin le vino la inspiración y escribió la historia en servilletas de papel. Su idea inicial era hacer una obra de teatro, aunque curiosamente vendió los derechos cinematográficos antes que los teatrales. El guion cinematográfico pasó por varias manos no acreditadas, la frase «Tú no puedes encajar la verdad» es de Spielberg, William Goldman hizo cambios tan buenos que Sorkin los metió en la obra de teatro. Algunos diálogos en la película fueron improvisados, como las charlas entre Nicholson y Cruise.


La elección de los actores fue difícil. Para el papel de la protagonista querían a Michelle Pfeiffer, pero el estudio pensó que tenía una cara muy dulce. Demi se rebajó el sueldo para poder hacerse con el papel, 2 millones cobró. Mientras rodaban una de las escenas Kieffer Sutherland no podía controlar el Humvee que llevaba y acababa golpeando a los marines que allí se encontraban. Durante el rodaje un ejecutivo envió un mensaje a Sorkin en el que ponía: «Si Demi Moore y Tom Cruise no tienen escena de cama, ¿por qué Demi es una mujer?» a lo que el escritor contestó «Las mujeres tienen más cosas que hacer que acostarse con Tom Cruise». Nicholson cobró cinco millones de dólares. El presupuesto final fue cercano a los 40 millones y recaudó más de 230 mundialmente.


La historia comienza en Guantánamo unos soldados amordazan y maniatan a otro. Después conocemos a la capitán de corbeta Johan Galloway (Demi Moore) que camina hablando sola hacia una reunión en la que quiere ser la abogada de los soldados del principio que aplicaron un código rojo en el que el otro soldado murió, la reunión no le sale muy bien. El teniente Kaffee (Tom Cruise) aparece acto seguido es el típico chuleta que hace lo que quiere y que es abogado en el ejercito también y al que le encargan el caso que Galloway quería. Le adjudican la ayuda del teniente Weinberg (Kevin Pollak).


La víctima William Santiago no era muy bien mirada en la base, y quería irse de allí de cualquier manera, por lo que escribió a mandos superiores contándoles lo que le pasaba y diciéndoles que tenía información sobre un tiroteo ilegal. Damos un salto en el tiempo y aparecemos en Guantánamo, conocemos al coronel Nathan Jessup (Jack Nicholson) al teniente Kendrick (Kiefer Sutherland) y al teniente coronel Markinson (J.T. Walsh) hablando sobre lo que Santiago ha hecho.


Los soldados de primera Dawson (Wolfgang Brodison) y Downey (James Marshall) son los acusados de perpretar el código rojo en el que murió Santiago. Los abogados investigarán si recibieron una orden, como sus defendidos afirman, y tratarán de sacar a la luz quien se la dio.


Acabará, como habréis supuesto, bien.

Es un peliculón. Me gustan mucho las historias de abogados y esta es una de las mejores. No aburre en ningún momento.

Los actores lo hacen todos estupendamente. Nicholson estuvo nominado al Óscar por su papel.

El doblaje es estupendo. 

De la banda sonora se encarga Marc Shaiman y no está nada mal.


NOTA 9,1921007 DE 10

Si queréis pasar un rato entretenido esta es una opción excelente.


Comentarios