Grabbers (2012)


Grabbers es una película anglo irlandesa de suspense dirigida por Jon Wright.


Se le ocurrió la idea de esta película a Kevin Lehane, su guionista, cuando leyó que los mosquitos acababan trompa si picaban a una persona borracha. Más tarde, antes de empezar a rodar, el director emborrachó a los protagonistas y los grabó en vídeo para que luego viesen como se comportaban en estado etílico. El rodaje tuvo lugar en el invierno más frío de Irlanda en un siglo, con lluvia, vientos y temperaturas bajo cero. Contó con un presupuesto de 5 millones de euros que supongo habrá recuperado.


Comienza la película en el espacio. Algo cae en dirección a Irlanda y lo hace de noche, junto a un barco que faena. Los tripulantes de la nave van desapareciendo uno a uno y...

Amanece y conocemos a Ciarán (Richard Coyle), el típico irlandés borrachuzo, miembro de la Garda de la isla de Erin. Se levanta y va a recoger a Lisa (Ruth Bradley, muy guapina), una joven garda que viene como apoyo. El pueblo está medio desierto. En la playa aparecen decenas de calderones muertos. 


Un pescador encuentra en una nasa un extraño animal. Los gardas van a la playa a investigar y conocemos al doctor Smith (Russel Tovey), es un animalista que encuentra misterioso el suceso.


Poco a poco irán muriendo habitantes del pueblo. Descubrirán que los extraterrestres, a los que cariñósamente llaman chupópteros, no soportan a la gente borracha y para no morir decidirán que la gente que aún queda en el pueblo pase la noche de fiesta. Aunque los extraterrestres les harán la puñeta de igual modo.


Y, como habréis supuesto, los dos gardas se enamorarán y aunque creyeron acabar con todos los chupópteros, algún huevo se dejaron.

La verdad es que es una película que ni fu ni fa. Empieza de una manera muy misteriosa, parece ochenteña total, pero decae a medida que avanza. Tiene momentos que tratan de ser graciosos, pero no lo son. Homenajea a películas como Critters, Tiburón o Alien.

Los efectos especiales no están mal.

Los actores no lo hacen mal.

El doblaje es curiosillo, quizá extrañe un poco ya que no son voces conocidas.

La banda sonora es sin duda lo mejor de la película. Christian Henson hizo un muy buen trabajo. No hay nada de esta película, así que os dejo algo de otra para que os hagáis una idea.


NOTA 4,58126 DE 10

Si no echan nada en la tele podéis verla, o leer estos libros... Lo que queráis.


Comentarios