Una historia de venganza (2017)



Una historia de venganza es un drama anglo-useño dirigido por Elliot Lester.


El tráiler engaña un poco.

En el año 2002 se produjo el accidente del Lago Costanza en el que dos aviones colisionaron y murieron más de 70 personas, la mayoría niños que venían a España. Murieron también en el accidente la mujer y los dos hijos del arquitecto ruso Vitaly Kaloyev, que se dedicó a buscar a quien se encontraba a cargo de la torre de control y al encontrarle y recibir una mala contestación de su parte le apuñaló. Así que con esta historia le encargaron al español Javier Gullón que hiciera un guión que en un principio se titulaba 478 y... 


Si la produce Darren Aronofsky tenemos un Óscar asegurado, debieron pensar, pero se equivocaban. La película contó con un presupuesto cercano a los 11 millones de dólares y no se sabe lo que ha recaudado, en los EE. UU. se estrenó a la vez en cine y tele por pago. Aquí en mi ciudad no estuvo ni una semana.

Supongo que para evitarse problemas legales ponen la típica frase «Inspirada en un hecho real». 

Conocemos a Roman (Arnold), un inmigrante que trabaja mucho y va a recibir a su familia por Navidad. Mujer, hija y futuro nieto... 

Aquí engañé a mi madre y la dije que era una película de navidades como esas que a ella, y a muchas personas más, le gustan. Pobrina.

Roman va al aeropuerto a buscarlas y... le dicen que ha habido un accidente.


Y entonces se desmaya... ¿Qué ha sido de ese Conan, el bárbaro que nos cautivó a todos?

Es broma.

Acto seguido conocemos a Jake (Scoot Mcnairy), un feliz padre de familia que trabaja en una torre de control y que, por falta de personal y otros problemas varios, acaba dejando que dos aviones choquen.


Y a partir de aquí la película se convierte en un truñín. La película se vuelve más lenta de lo que había sido hasta este momento. Tratan de que empaticemos con los personajes, sin mucha fortuna. Y cuando ya parece que todo había acabado deciden darle una vuelta de tuerca.


Es la típica película de fin de semana, pero sin la gracia de estas.

Curiosamente los actores no lo hacen mal. Arnold está mejor en la parte trágica que cuando trata de ir de guay.

Ah, bueno, la interpretación del que hace del hijo de Jake no es para tirar cohetes.

El doblaje es muy bueno. Solo una pequeña pega: Arnold cumple este año 70 y la voz de Jordi Boixaderas, que me gustó en la anterior de Arnold, aquí no tanto... Quizá porque hace de abuelete.

Ah, bueno, la interpretación del que dobla la voz del hijo de Jake no es para tirar cohetes.

La banda sonora es realmente buena. Mark D. Todd ha hecho un trabajo excelente. 


NOTA 3,0211812 DE 10

Esperad que la den por la tele, si sois de los que disfrutáis con las películas de los distintos canales esas tardes. 

Arnold, tú antes molabas. No nos falles.


Comentarios