Oro negro (2011)


Oro negro es una película de aventuras coproducida entre Francia, Italia, Túnez y Catar y dirigida por Jean-Jacques Annaud. Está basada en la novela de Hans Ruesch titulada en España Al sur del corazón.



Jean-Jacques Annaud es un director francés que ha realizado pocas películas pero se puede decir que son todas buenas, quizá la de Su majestad Minor sea la más floja de todas, con Oro negro ha conseguido una película de aventuras de las de toda la vida. No he leído la novela, pero en cuanto pueda la conseguiré porque seguro merecerá la pena. 

Comienza la película presentándonos como en un terreno lleno de gente muerta dos reyes llegan a un trato para conseguir la paz. Ninguno usará esa tierra, llamada el cinturón dorado, y uno de ellos, Antonio Banderas, se encargará de cuidar de los hijos del otro, Mark Strong




Pasan los años y Banderas ve como su pueblo muere por el cólera. ¿Ocurre esto en Londrés?, pregunta a un consejero que le responde que no, que el cólera desapareció un siglo atrás. ¿Así estamos, vuelve a preguntar Banderas, cien años por detrás de occidente? Más bien mil años, majestad, le responde el consejero. Pero aparece en escena un avión que sobrevuela el desierto y llega a la ciudad.



Lo pilotan dos useños, de Texas, que le dicen al rey que en el cinturón dorado hay petroleo y que le hará inmensamente rico. Banderas incumple el trato que realizó quince años atrás. Las cosas comienzan a ir mejor, se abre un hospital, una biblioteca, se compran coches, se instala electricidad, etc. Pero entre el resto de tribus las cosas no sientan bien y sabotean siempre que pueden. El hermano mayor escapa y se une a las revueltas, es apresado y uno de los consejeros del rey le mata a traición. Banderas para que no haya mucho jaleo decide casar al pequeño con su hija Leyla, sabiendo que ambos sienten algo el uno por la otra, que no es otra que la bellísima Freida Pinto.



Todas las tribus, menos la del padre de Auda, nuestro prota, acaban siendo apaciguadas. Para conseguir que Amar, el padre de Auda, acepte la nueva situación envían al hijo. Al llegar le informan de que su hijo mayor ha muerto y Amar expulsa a todos menos a Auda.



Amar es un rey retrógrado, no quiere que nada cambie, dice que las cosas solo le gustan si se han conseguido como regalo o por la sangre, Auda trata de convencerle de que algunas cosas nuevas serían buenas para el pueblo pero Amar tiene unos consejeros aún más retrógrados que él y parece que nada cambia. Pero lo que peor sienta al rey, aparte de que mataran a su hijo, es que se rompiera un trato. Auda se pone enfermo y descubre que el médico que le trata es otro hermano mayor suyo, al que el rey menosprecia. 

Amar decide ir a la guerra, y para ello saca a todos los presos de la cárcel para hacer con ellos un señuelo y que les ataquen mientras él va por otro lado. Al mando de ese grupo pone a Auda y con él envía a su otro hijo (cualquiera pensaría que quería deshacerse de ellos).




En vez de tratar de convencer al padre, diciéndole que las dos familias ya están unidas y que por lo tanto ahora las tierras son de todos, decide seguirle el juego y guerrear contra su padre adoptivo y suegro (es lo único que he visto un poco tonto). Así que comienza la travesía por el desierto donde batallarán, sufrirán penalidades, y derrotan a una tribu traficante de esclavos y va consiguiendo el apoyo de todas las tribus. Auda descubrirá que no es tan ñoño como creía.

Banderas decide hablar con Amar y ver que quiere para que no haya más conflicto. Amar le responde que se cumpla lo pactado quince años atrás y Banderas, con todo el pesar de su corazón, acepta.


Amar va a las tierras donde se encuentran las extracciones y va ordenando que se cierren.




En ese momento Auda se reencuentra con su padre, pero la tribu de los traficantes que lo había estado siguiendo, comienza una batalla con mal resultado.

Auda vuelve con sus tropas a la ciudad de su suegro. Le espera en la entrada un grupo de mujeres encabezadas por Leyla.




Auda se convierte en rey de todo y decide que no haya más pleitos. La película acaba como tiene que acabar, bien.

Me ha gustado mucho. Aunque hay cosas un poco tontas creo que no son nada comparadas con el resto de cosas buenas.


No aburre en ningún momento a pesar de durar más de dos horas.


La ambientación, el vestuario, el paisaje la hacen fascinante. 


Los actores están muy bien todos.


El doblaje es muy bueno. 


Y James Horner ha compuesto una maravilla de banda sonora, que puede que en momentos puntuales nos recuerde a otras pero ¿qué tiene de malo? Nada, creo yo.




NOTA 8,4987349 DE 10

Pasó sin pena ni gloria por nuestras carteleras y es una lástima porque la verdad es que es muy entretenida.

A los dueños de cines le interesará leer también esto y esto.


Comentarios