Blancanieves y la leyenda del cazador (2012)



Blancanieves y la leyenda del cazador es una película useña de fantasía dirigida por Rupert Sanders.



Os conté hace tiempo que este año iba a haber varias versiones de Blancanieves y que la que más me llamaba la atención era ésta. También os conté la grata sorpresa que fue para mí Blancanieves (a secas). Ahora os contaré que esta no está mal pero no es como me esperaba. 

Mirando la ficha del director me ha sorprendido que esta sea su primera película y que antes de esto no se sepa nada de él. Debe tener buenos padrinos, y no me quejaré, porque para ser una opera prima se lo ha currado.

Antes de nada preveniros, si tenéis pensado ir con los peques a verla no lo hagáis. Es una peli para adultos, no me refiero a cochinota sino a que es más de acción y cosas así, no es como la de Julia Roberts que era más estilo cuento.

Los guionistas decidieron hacer homenajes a varias de sus películas preferidas a medida que escribían el guión y fueron metiendo cosillas.

Comienza contándonos como la madre eligió su nombre, como nació, como murió la madre y como el padre encontró a Ravenna (Charlize Theron) tras una batalla.


Continúa contándonos como la bruja encandila al padre, se lo carga (homenajeando a Instinto básico) y se convierte en reina trayendo la desgracia a la zona. Como el hermano de Ravenna se encarga de conseguirla mujeres y como la reina extrae la belleza de las mujeres de una manera con la que quisieron homenajear a La milla verde.


Sigue contándonos como la encierra en una torre del castillo (¿Por qué no la matará?) y como pasa el tiempo hasta que Blancanieves (Kristen Stewart) llega a la mayoría de edad y unos pájaros la indican cómo escapar de la torre. 

Blancanieves se escapa del castillo y se encuentra un caballo blanco, pensamos que será su caballo toda la película pero no, solo querían hacer un homenaje a La historia interminable. La princesa entra en un bosque tenebroso y a los soldados les da miedo entrar.

La reina, que gracias al espejo se entera de que con Blancanieves puede alcanzar la inmortalidad, manda al cazador (Chris Hemsworth) que vaya a buscarla ya que ha sido el único que ha conseguido entrar y salir de allí. La recompensa que le promete nos hace pensar que vieron Conan el destructor.


La encuentran pero el cazador se apiada de ella y huyen. Consiguen salir del bosque y llegan a un pueblo de mujeres desfiguradas para que no les haga nada la reina. El cazador la abandona, pero al ver que el poblado es atacado vuelve por ella.

Al día siguiente encuentran a los enanitos, que ni son mineros ni son unos alegres bandoleros como en las otras versiones, aquí son una especie de guerreros gruñones y que sueltan tacos. Ha habido polémica porque los enanos useños han protestado ya que en lugar de usar actores pequeños, han contratado actores de tamaño normal (Bob Hoskins, Toby Jones, Nick Frost, etc) y les han empequeñecido como en El señor de los anillos. 


Los enanos, que no tienen nombres curiosos como en las otras versiones son nombres muy sosos, deciden ayudarles y les esconden en un bosque en el que viven las hadas. Uno de los enanos se queda pillado de la princesa (como en la de Julia Roberts). Al día siguiente la princesa conoce al ser más poderoso del bosque, nos damos cuenta que los guionistas también vieron Legend, aunque cambiaron al animal.

En fin, que llega el desenlace. La reina da la manzana a Blancanieves, aunque con un aspecto distinto al del cuento. Y después de que el cazador la despierte con un beso la princesa vuelve a su castillo para conquistarle.


Y como supondréis, se hace con el castillo y acaba con la bruja mala.

La verdad es que no es mala película, pero llena de cosas ya vista y para mi gusto la sobran veinte minutillos.

Las escenas de lucha están muy bien. Es una gozada ver tanta gente y tantos caballos peleando y que no haya ordenador de por medio.

La fotografía de Greif Fraser está muy bien.

La ambientación, los paisajes, todo correcto.

Los actores lo hacen bien, menos Kristen que no me acaba de entrar por el ojo.

La verdad es que nadie en su sano juicio diría que Kristen es más guapa que Charlize, si es que es más guapa Lilly Collins (la otra Blancanieves).

El doblaje está muy bien.

La banda sonora de James Newton Howard es buena, casa a las mil maravillas con las imágenes.


NOTA 7,291712123 DE 10

No es una mala opción para ir a ver al cine, porque en el aspecto técnico, estético y demás es una gozada. 

A la gente de los cines les pido que lean esto y esto.

Comentarios