La luz de Mafasca (2012)


La luz de Mafasca es una película española de arte y ensayo dirigida por Zacarías de la Rosa.


¿Qué es la luz de Mafasca? La luz de Mafasca 1, 2 y 3.  


¿Qué no es la película La luz de Mafasca?  No es una película de miedo, no es una película de suspense, no es una película de humor... Es, como puse antes, una película de arte y ensayo, en el sentido peyorativo.

Es una película más de esas que se da a conocer gracias a las descargas gratuitas en internet, aunque la puedas bajar pagando aquí.


Si habéis visto los vídeos de cuarto milenio habréis pensado, caray puede que salga algo bueno de esto.

La película consta de tres historias, de las que al final solo se entremezclan dos. Lo digo porque me esperaba que el final tuviese algo de sentido al juntarse las tres.

La primera historia es la de un C.L.P. llamado Rayco (Javier Albalá), creo que madrileño, que llega a Fuerteventura para conseguir ver la luz.


En alquilar el helicóptero creo que se iría la mitad del presupuesto.

Otra historia nos cuenta algo del pasado, sin especificar que estamos en el pasado, en ella dos cabreros, Juan (Luifer Rodríguez) y Pedro (Carlos Arocha) trabajan para una señora (Lorenza Marchín) que debe tener algo de bruja o algo así en el Castillo de Cofete, un caserón. La señora además es muy rata porque oculta un tesoro ayudada por sus empleados, tras haberles vendado los ojos para que no supieran dónde.


Y la tercera historia nos cuenta como una reportera llamada Ico (Patricia Álvarez) contrata a dos chicas, Tahisa (Alba Cabrera) y su novia Paula (Guacimara de Elizaga), para hacer un documental sobre la luz, de echo hay varias entrevistas que creo yo que son reales al comienzo. Las tres son lesbianas y hay celos de por medio.


Bueno, el caso es que la película se va desarrollando de una manera lenta, aburridota. Tiene imágenes muy bonitas, sí, es más estoy deseando que me toque la lotería para ir a Fuerteventura. 


Pero no ocurre nada de lo que promete el cartel o el final del tráiler.

El paracaidista se emparanoia tratando de ver la luz.

Los cabreros se vuelven codiciosos.

Las chicas se dividen, dos de ellas van a hacer entrevistas y la otra se queda en una casa para lavar y cocinar. La reportera tiene encuentros con el fantasma de la señora del pasado y se dedica a dar paseos por la playa sola, hasta un día que va con Tahisa, su acompañante, y se lían. No se ve nada.


Y llega el final en el que Ico quiere ir al cementerio, la dejan sola y... ya no me enteré de nada.


Ya sabéis... ¡Arte y ensayo!
   
La película es lentona, repito. Con un montaje bastante malo y raro, porque no os he dicho que las tres historias se entremezclan. No es que vaya una, luego la otra y luego la otra. Es que el director o el montador, o ambos, ponen las cosas sin sentido lógico.

El trabajo actoral no es malo, la verdad. Las chicas no están mal, son resultonas.

Efectos especiales... Creo que uno, cuando el paracaidista consigue hacer su sueño realidad.

La banda sonora de Raúl Capote no  puedo decir que sea mala, es del tipo Nueva era (Ya sabéis... ¡Arte y ensayo!), tranquilona, lo malo es que hay mucha. Hay momentos en los que sobra y en los que no pega. 




NOTA 5,257121282 de 10 

Como productor forzoso no sé qué decir, mala mala no es. Pero es muy engañosa.  


Comentarios