Crónicas marcianas (1980)


Crónicas marcianas es una mini serie de ciencia ficción realizada en coproducción entre EE.UU. e Inglaterra dirigida por Michael Anderson e inspirada en la serie de relatos de Ray Bradbury del mismo título.


No hay tráiler en español.


"Recordaba haber visto una serie de pequeño en la que unos astronautas llegaban a la luna y les sucedía algo, pasaba el tiempo y se les veía en la Tierra en un típico pueblo useño, al final resultaba que no era la Tierra y que estaban siendo vigilados por extraterrestres. Desde que tengo internet he tratado de averiguar cómo se titulaba esa serie que recordaba en varios foros, nadie sabía cuál era hasta hace un mes, en un foro alguien me contestó que le sonaba, que mirase a ver si era Crónicas marcianas, no me refiero al programa de Sardá.


Obviaré decir como conseguí hacerme con ella, me acabo de enterar que está en DVD.


El caso es que empecé a verla y sonreí al ver que el guión era de Richard Matheson, no estará mal pensé. Según avanzaba la historia no me sonaba nada, pensé que igual el esfuerzo de quien me dió el soplo habia sido vano, pero no, llegó cierto momento del primer capítulo y me vino a la mente todo cayendo en cuenta que solo debí haber visto ese trozo y que todo cuanto me había imaginado a lo largo de estos años era infinitamente mejor que lo que estaba viendo.


La serie se compone de tres capítulos de hora y media, larga, larguísima, cada uno. Se titulan: Las expediciones, Los colonos y Los marcianos.


Las historias se sitúan en el futuro de aquella época, pasado de la actual. En 1999 los hombres llegan a Marte. Pero no lo hacen con trajes espaciales, ni con miedo a no encontrar oxigeno. Lo hacen con un trajecito de paseo. Bajan de la nave y caminan tan panchos. Ya sé que diréis que en John Carter pasa igual, pero es que en esa película no van de listos como en esta serie.




Los marcianos son muy parecidos a nosotros solo que calvos y con los ojos dorados. Llaman a su planeta Tir. Los astronautas no les ven, es una de las muchas cosas chorras de esta mini serie.






Me parecía increíble lo que estaba viendo. Los actores actuaban de una manera que ya era anticuada en los años cuarenta, los diálogos eran espantosos además de ridículamente progres, las situaciones realmente estúpidas. Terminó el primer episodio y pensé «ahora irá a mejor», pero qué va, el segundo era aún peor y el tercero tuvo algo bueno, era el último.


Los efectos especiales, al igual que las actuaciones son... Mirad esta foto.




El fotograma anterior estaba lleno de luz, marciana, de repente cambia a ese efecto que ya era antiguo también en esa época.

Una curiosidad, en esta serie interpretó su primer papel Laurie Holden haciendo de hija del protagonista, Rock Hudson.



Ahí la tenéis junto a Gayle Hunnicut, su madre ficticia. ¿Qué quién es Laurie Holden? Ella

De la banda sonora lo único destacable es el tema principal. Lo demás es música setentera que muchas veces no pega ni con cola.




NOTA 2,87121225 DE 10


No he leído las Crónicas marcianas de Bradbury, pero si este truñazo de serie es mínimamente fiel se me han quitado las ganas.

Comentarios

  1. Léela. Es un clásico. Pero no esperes leer ciencia ficción dura, así no es Bradbury. :)

    ResponderEliminar
  2. Esa adaptación televisiva de Crónicas Marcianas debe ser de las peores adaptaciones hechas jamás en cualquier tiempo y espacio. Literariamente los cuentos originales de Bradbury están a años luz en cuanto a calidad. Esa miniserie es absolutamente penosa, paupérrima en todo sentido, tal como señala este artículo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario