En campaña todo vale (2012)




En campaña todo vale es una comedia estadounidense dirigida por Jay Roach.



Una película más de Will Ferrell, esta vez ambientada en el mundo de la política.

Ferrell es Cam Brady líder del partido demócrata de su circunscripción y único político que se presenta al congreso hasta que a los hermanos Motch (Dan Aykroid y John Lithgow) les interesa tener un ganador en esa zona, les da igual la ideología, para implantar el modelo laboral de la China comunista en territorio useño.


Cam Brady es un putero de cuidado y solo le importa estar en política para fardar. Así que los hermanos Motch se ponen en contacto con un antiguo amigo para que hable con su hijo Marty (Zach Galifianakis), un personaje algo especial, que puede parecer algo amanerado, con una familia algo especial.


Marty se presenta por el partido republicano, es una persona que está tan llena de buenas intenciones que le mandan a Tim (Dylan McDermott), un especialista en sacar adelante a políticos que usa maneras cuasi mafiosas.

Comienza la campaña y hay momentos bastante graciosos, como cada vez que Cam quiere pegar a Marty y en vez de alcanzar a su rival alcanza a otros (un bebé, un perro).



A medida que avanza la campaña utilizan maneras más rastreras de denigrar al contrario, Cam llega a acostarse con Mitzi (Sarah Baker), la esposa de Marty. 

Las encuestas dan como ganador al republicano y Rose (Katherine LaNasa), la esposa de Cam le abandona.



Los hermanos Motch se reúnen con Marty y su padre y les cuentan sus intenciones de conseguir implantar una política laboral a la socialista en los Estados Unidos y Marty les dice que no cuenten con él en ese momento cambian de candidato y usan todos sus dineros para hacer ganador a Cam Brady. 

Marty sigue adelante sin apoyo financiero. El día de las elecciones pierde, pero Cam al ver que su rival sí está en la política por el bien de sus conciudadanos decide retirarse y dar por ganador a su rival y ahora amigo. 

La película tiene una escena en los títulos de crédito en la que los hermanos Motch están siendo investigados por una comisión.


Es una película entretenida, algún momento flojea pero en su conjunto es de agradecer.

Los actores lo hacen bien todos.

El doblaje es bien bueno. Solo una pequeña pega, la voz de Carlos Del Pino no le pega a Dan Aykroid.

Theodore Shapiro vuelve a demostrar que es un buen compositor y que está especializado en comedias.


NOTA 6,395462 DE 10

No es mala elección, si os gustan las de Ferrel os gustará esta si no le conocéis (cosa harto imposible) no os parecerá mala y si no os gusta no la encontraréis mala del todo.


Comentarios