La jungla: Un buen día para morir (2013)



La jungla: Un buen día para morir es una película useña de acción dirigida por John Moore.




Jungla de cristal es una de mis películas favoritas y por eso cada vez que han estrenado alguna continuación la he visto con ganas llevándome alguna desilusión, la tercera parte por ejemplo. 

Comienza esta entrega de una manera muy confusa. Estamos en Rusia. ¿Dónde está John McClane?, ¿qué tiene que ver esto con la jungla? Vemos a un político ruso que habla con Komarov (Sebastian Koch), un presidiario encerrado al estilo Hannibal Lecter o Magneto. 


Aparece un chaval que mata a un gerifalte ruso y después hace un trato para decir que el crimen lo ha mandado Komarov. El chico es ni más ni menos que Jack (Jai Courtney), el hijo de nuestro prota. Entonces aparece John al que cuentan lo que ha hecho su hijo y decide irse a Rusia para cuidar de él. El día del juicio John presiente algo y entonces se monta la de Dios es Cristo. Explosiones por todos lados, tiros. Jack coge a Kamarov y huyen pero nada más comenzar la huida John se interpone, su hijo se queda pillado.


Entonces comienza una persecución espectacular, más espectacular que la de la grúa en Terminator 3, y muy fantasma también. Kamarov es un preso que tiene un informe que puede hacer caer al político del principio; los estadounidenses le quieren vivo, el político le quiere muerto. Pone como condición para entregar ese informe a los yanquis que lleven también a su hija Irina (Yuliya Snigir), la de la primera foto, y estos aceptan. Y a partir de aquí ya sabéis. El hijo que no quiere saber nada del padre. El padre que trata de ser querido por el hijo. Más tiros, más escenas emocionantes, más vueltas de tuerca, algún que otro sinsentido.

 

Hasta que llega el final. Los malos van a Chernobil, que es dónde supuestamente tiene el informe Kamarov y entonces...


Acaba la película con los hombres McClane llegando a los EE.UU. y siendo recibidos por Lucy (Mary Elizabeth Winstead, guapísima).

Es una película de acción, muy entretenida sí, pero creo que han metido a McClane por los pelos, para darle nombre a la cinta, como ocurrió con la de El legado de Bourne


Hay mucho efecto especial hecho por ordenador, pero casi no se nota.

Los actores lo hacen bastante bien.

El doblaje es muy bueno. Ramón Langa como McClane lo clava e Iván Muelas como su hijo lo hace muy bien también.

La música de Marco Beltrami no está mal aunque me ha parecido muy normalilla. Ha homenajeado a la música original de Michael Kamen, dándole un aire muy parecido a aquella e incluso mete en ocasiones el temilla de acción, pero en momentos poco adecuados, al menos para mí.


NOTA 7,700982 DE 10

No es mala opción para ir a ver al cine. Eso sí, aprovechad descuentos o días del espectador.

Comentarios

  1. Hola Suarse, le dejo un enlace:

    http://ansiadalibertad28012013.blogspot.com.es/2013/02/no-toleran-los-tramposos-asi-cualquiera.html

    Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario