Una bala en la cabeza (2012)



Una bala en la cabeza es una película estadounidense dirigida por Walter Hill basada en la novela gráfica de Alexis Nolent del mismo título.



Casi 70 años tiene el señor Stallone y sigue haciendo películas como si fuera un jovenzuelo.



Comienza la película en Nueva Orleans, Jimmy «Bobo» (Stallone), no sé si los useños saben el significado en español de ese mote, y un compañero entran en la habitación de un hotel y se cargan a un tipo. En la ducha hay una puta, pero Jimmy no mata ni a mujeres ni a niños así que la deja en paz. La pareja de asesinos entra en un bar en el que teóricamente van a pagarles el trabajo, pero nones, aparece Keegan (Jason Momoa) que se carga al compañero y le hace mucha pupa a Jimmy.

 
Llega a la ciudad Taylor (Sung Kang) para comprobar que la persona a la que mató Jimmy era un compañero suyo al que vigilaban los de asuntos internos, o algo así. Localiza a Jimmy y se juntan para dar con los que ordenaron los asesinatos. Van investigando y ya sabéis... Jimmy es un asesino a la vieja usanza, violento y con sus propias leyes y Taylor un policía moderno, todo el día pegado al móvil y no quiere tocar un arma.


La extraña pareja tiene sus dimes y diretes, uno no quiere cambiar y el otro quiere ser legal al cien por cien. Aparece Lisa (Sarah Sahi), la hija de Jimmy que es tatuadora profesional y parece que hay tilín entre ella y el policía. Siguen con la investigación y averiguan que el que está detrás de todo es  Robert Nkomo (Adewale Akinnuoye-Agbaje) que tiene comprada a media ciudad y quiere derribarlo todo y hacer una nueva a su gusto, eso me pareció entender.


Y llega el final, que es realmente chorra.


No sé si será muy fiel al tebeo, si lo es ambos son realmente flojos. La película es muy sosa, no termina de arrancar, son cosas vistas mil veces y aunque eso no es malo si no se hace bien, aburre. Tiene alguna escena de acción pero no emociona. Lo que me ha dejado realmente pillado es el final, para mí absurdo. El tráiler engaña, y mucho.

Los actores no lo hacen mal.

El doblaje es bueno.

La banda sonora de Steve Mazzaro es normalilla, como el resto de la película.


NOTA 5,070710 DE 10

Un truñín. No gastéis vuestro dinero yendo a verla al cine. A no ser que seáis admiradores de Stallone y tengáis que verla porque sí, entonces id :)


Comentarios