Conan el bárbaro (2011)



Conan el bárbaro (2011) es una película estadounidense de aventuras dirigida por Marcus Nispel.


Comienza esta nueva versión contándonos que tiempo atrás hubo una máscara que daba mucho poder al que se la ponía, no tan chula como la del vídeo que he puesto, y que gracias a los bárbaros se la consiguieron quitar y partirla en cuatro cachos. Después vemos como Conan el bárbaro nació en plena batalla, fue sacado del vientre de su madre por su propio padre (Ron Perlman). Pasamos a la juventud de Conan el bárbaro en la que el guionista, o el director, o los productores hacen un pequeño guiño a la versión del 82 con el bosque nevado, y vemos que el joven Conan el bárbaro es un bárbaro, valga la redundancia, que se carga a un grupo de mohicanos él solito.



Conan el bárbaro y su padre se quieren mucho, pero llegan los malos. Khalar Zym (Stephen Lang) busca el trozo de máscara que está escondido en el poblado de Conan el bárbaro y se carga a todos menos a nuestro héroe que escapa en el último momento. 



Han pasado los años y Conan el bárbaro (Jason Momoa) es un pirata que busca a quien masacró a su tribu y es muy progre, está contra los traficantes de esclavos y no le gusta la esclavitud. Da la casualidad de que topa con uno de los soldados de Khalar y acaba con él no sin antes enterarse de que Khalar Zym y su hija Marique (Rose McGowan), andan buscando a una persona descendiente de una familia que tiene la sangre que puede poner en marcha la máscara.



Khalar y Marique llegan a la ciudad en la que se encuentra Tamara (Rachel Nichols), la descendiente, que no sabe que es tan especial y es la típica rebelde. Los monjes de esa ciudad la ponen a salvo en un carro de Khalar. Conan piensa que es allí donde va su enemigo y corre tras él, pero se encuentra con que está esa chica.


 
Y a partir de aquí ya sabéis: él se enamora de ella,  van tras los malos, hay más peleas, etc.



Cuando escribí sobre la versión del 82 dije que conocía a Conan por las películas y series. Ese es el motivo por el que no puedo decir si esta película es más fiel o menos a las historias de Robert E. Howard lo que sí puedo decir es que es una actualización hecha más al gusto de la gente de ahora. 

No es la obra maestra, para mí, protagonizada por Arnold pero al menos entretiene. 

Tiene momentos un tanto bruticos, en cosa de muertes, y en vez de ir a más va a menos.

Es muy colorida. Tiene bastante efecto especial hecho por ordenador.

Los actores están correctos.

El doblaje es bueno.

Tyler Bates sabe que Basil Poledouris puso el listón muy alto con la música del Conan del 82 así que ni intenta alcanzarle. Lo hace lo mejor que puede y no sale mal parado.




NOTA 6,39126112 DE 10

En esta película hay muchos noeses: No es Arnold, no es Milius, no es Poledouris, no es una obra de arte, pero como entretenimiento vale.

CINE 

Comentarios