Mi vecino, el asesino (2012)



Mi vecino, el asesino es un drama estadounidense dirigido por basado en la novela de Chris Millis.


El otro día quedé con un amigo a tomar un café y acabamos hablando de las últimas películas que habíamos visto y él me dijo que había visto esta comedía, busqué en internet y vi que con este título se estrenó la película Falsas apariencias en Hispanoamérica, descarté que fuese esa, seguí buscando y descubrí a cuál se refirió así que me hice con ella pensando que me echaría unas risas y así ha sido, pero con un pero, que risas echas al principio, según avanza la película se convierte en un drama con un final agridulce.

Comienza la película con una enorme bandera suiza y se ve a Franklin Franklin (Matt Lucas), nuestro protagonista, tocando una trompa de los alpes en un decorado croma que canta mucho. Obviamente es un sueño y pasamos a la vida real en la que él está en su apartamento tocando la trompa recibiendo gritos del resto de vecinos. En el suelo del apartamento hay un cadáver, el de su casero.



Por como se comporta me recordó un poco a Ignatius J. Reilly. Conocemos a sus vecinos, a su derecha vive Tommy (Johny Knoxville), un porrero que es muy listo y está todo el día haciendo cosas para no quedarse atontado. A su izquierda vive el señor Allspice (James Caan), un anciano pintor que vive allí desde que murió su amada esposa. Y frente al apartamento de Franklin Franklin vive Simone (Juno Temple), una choni calientabraguetas que aspira a largarse con su amiga Amber (Tara Holt) y convertirse en bailarinas. 


La única ropa de Franklin Franklin son unos calzoncillos blancos que usa el 98% del tiempo, el otro 2% se pone un abrigo para salir del complejo de apartamentos. Nos enteramos que Franklin Franklin tiene un hermano (James Mardsen) que está en un manicomio pero al que quiere mucho. 

Franklin Franklin decide deshacerse del cadáver del malvado casero y lo hace con aparente facilidad, aunque de una manera exagerada y divertida. A partir de este momento el nivel comedia se transforma en drama. Entra en escena el investigador Walnut (Billy Cristal), que va a investigar a los apartamentos en el mismo momento que Franklin Franklin va a ver a su hermano al manicomio.


Walnut habla con Tommy y con el señor Allspice que le dicen que Franklin Franklin es un tanto especial. Me ha hecho gracia que cuando les dice que el casero ha muerto ellos preguntan «¿Y está bien?». 


Franklin Franklin recibe una mala noticia en el hospital, su hermano ha muerto, pero la tragedia se convierte en alegría ya que gracias a su hermano, un dinero ahorrado conseguido de cierta manera, conseguirá ir a su adorada Suiza y recuperar, en cierta manera, la cordura.



Y llega el final agridulce.

Los actores lo hacen muy bien todos.

El doblaje es fabuloso. No hay ficha en la página que suelo usar para informarme.

La banda sonora corre a cargo de Per Gessle, el de Roxette, en la que es su única composición para el cine y, la verdad, es que lo ha hecho muy bien.


NOTA 8,17121206 DE 10


La verdad es que me ha gustado mucho. Os la recomiendo. Eso sí, si sois de llorar, pasada la mitad de la película hay momentos que pueden afectar un poco.

Comentarios