Las brujas de Zugarramurdi (2013)


Las brujas de Zugarramurdi es una comedia hispano francesa dirigida por Álex de la Iglesia.




A principios del siglo XVII (diecisiete para quienes no sepan leer números romanos), se produjo en España, en la localidad navarra de Zugarramurdi, una histeria colectiva en la que acabaron pasadas por la hoguera seis personas. Con todo lo malo que fue algo bueno trajo ya que en España desde entonces se prohibió la quema de brujas, más de cien años antes que en el resto de Europa. Más información:  aquí, aquí, aquí y aquí.


Gracias a aquellos tres días del cine a tres euros pude ver esta película también. 

Comienza con las tres miembros (o miembras que diría algún ignorante) de una familia de brujas; Marichu (Terele Pávez), Graciana (Carmen Maura) y Eva (Carolina Bang). Están haciendo un conjuro en el que ven que va a pasar algo relacionado con el elegido. Acto seguido pasamos a la Puerta del Sol en Madrid, donde se produce un atraco a una oficina de compro oro en el que intervienen Jose (Hugo SIlva), Tony (Mario Casas) y Sergio (Gabriel Delgado), el hijo de diez años del primero. El atraco acaba con varias muertes y bastantes destrozos. Jose y Tony secuestran un taxi y huyen de Madrid en dirección a Francia.




La policía se pone en contacto con la ex de Jose, Silvia (Macarena Gómez), que, lógicamente, se altera al saber que su ex marido ha metido en ese jaleo a su hijo y sale en su búsqueda. Y detrás de ella los policías. Ella sabe dónde está su ex en todo momento gracias al móvil. Y ¿dónde está Jose? Pues en la Comunidad Autónoma de Navarra, más precisamente en las inmediaciones de Zugarramurdi. 




En la zona se encuentra un nutrido grupo de brujas lideradas por Graciana, que van a celebrar un aquelarre ya que para ellas Sergio es el elegido.




A los atracadores y a los secuestrados les pasará de todo a manos de esas brujas. Silvia y los policías llegarán poco antes del aquelarre, a ellos les harán cosas malas y a ella la transformarán.




José hará todo lo posible para salvar a su hijo y encontrará el amor en Eva.

Y, colorín colorado, esta historia se ha acabado.


La verdad es que... ni fu ni fa. Tarda casi media hora en arrancar y el último cuarto de hora es muy cansino, parece hecho con desgana. En el resto hay cosas curiosillas, humor, algo de suspense e incluso un «homenaje» a la película Los goonies.


Los actores no lo hacen mal. Como es lógico unos lo hacen mejor que otros, el taxista y Carolina Bang no me han hecho mucha gracia.




Los efectos especiales no están nada mal. Las escenas de acción muy curradas.


La fotografía de Kiko de la Rica me ha llamado la atención.


Del guion se encargan el propio Álex y Jorge Guerricaechevarría.


Me gustó mucho la canción que cantan en el aquelarre, Baga biga higa, una canción para niños cantada en vasco que sacó a la luz en 1974 Mikel Laboa... un momento, ¿en vasco, en 1974? ¡Imposible!


De la música se encarga Joan Valent y lo hace muy, muy bien. Aunque he de decir que el tema de los créditos iniciales no me gustó mucho.


NOTA 5,0729601 DE 10

Como productor forzoso no estoy muy contento con ella. Prefiero el pueblo de los hombres lobo al de las brujas.

Comentarios